Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un avión de Iberia se dispone a aterrizar en el aeropuerto de Toulouse-Blagnac (sur de Francia) el 29 de septiembre de 2014

(afp_tickers)

La compañía aérea española Iberia anunció este sábado que suspende sus vuelos entre Madrid y Caracas del domingo 30 de julio debido a "la delicada situación en Venezuela y las dificultades operacionales y de seguridad".

Iberia agregó que los próximos vuelos a la capital venezolana "están previstos para el próximo miércoles 2 de agosto".

La compañía asegura estar realizando "un seguimiento de la situación" e informará de cualquier eventual cambio a sus clientes, a quienes propone "la posibilidad de reembolso del billete" o la "reubicación en otras compañías".

En la víspera, la aerolínea Air France anunció que suspendía sus vuelos desde París con destino a Caracas entre el 30 de julio y el 1º de agosto "a causa de la situación en Venezuela".

El domingo, Venezuela celebrará la elección de una Asamblea Constituyente, una cita que ha provocado numerosas protestas por parte de la oposición y que agravó la tensión en un país polarizado y sumido en una profunda crisis, con una brutal inflación y una grave escasez de alimentos y medicinas.

La Constituyente cuenta con apoyo del máximo tribunal, del poder electoral y de los militares, a quienes Maduro ha dado gran poder político y económico.

La oposición se marginó, alegando que la Constituyente no fue convocada en referendo y que el sistema comicial fue diseñado para que el gobierno la controle y haga una Carta Magna para instaurar una dictadura.

Desde que iniciaron hace cuatro meses, las protestas opositoras que exigen la salida de Maduro dejan 113 muertos, miles de heridos y detenidos.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP