Navigation

Imanes europeos emprenden en París "marcha de los musulmanes contra el terrorismo"

The Imam of Drancy, Hassen Chalghoumi (L), Lebanese Imam Mohammad Ali Al-Husseini (2L) El Imam de Drancy, Hassen Chalghoumi (I), el Imam libanés Mohamed Ali Al-Husseini (2I), el egipcio Sheikh Ahmed Mohamed el-Tayeb (C) y el escritor Marek Halter (2D) antes de la Marcha Musulmana contra el terrorismo, en París, el 8 de julio de 2017. afp_tickers
Este contenido fue publicado el 09 julio 2017 - 00:52
(AFP)

Imanes procedentes de Francia y otros países europeos iniciaron este sábado en París una "marcha contra el terrorismo" que los llevará a Alemania y Bélgica, llamando a "no asociar a los musulmanes con los crímenes cometidos en nombre del islam".

Una treintena de imanes se reunieron en el punto de partida en los Campos Elíseos parisinos, "símbolo de la unión nacional" y escenario de un reciente atentado yihadista, pero aspiran a "lanzar un movimiento de amplitud en Europa", explicaron a la prensa.

"Nuestro mensaje es claro: no se puede asociar al islam con esos bárbaros y asesinos" que matan en nombre de Alá, declaró el imán Hassen Chalghoumi, quien tuvo la iniciativa de organizar esta marcha, apoyada por el intelectual Marek Halter, escritor franco-polaco de origen judío.

Rodeado de una treintena de imanes procedentes de diferentes regiones de Francia, pero también de Italia, Portugal y Bélgica, llamó a "la sociedad civil a la movilización", en tanto que los atentados yihadistas han provocado en estos últimos años centenares de víctimas, y que "unos 7.000 jóvenes han partido (a combatir) en Irak o Siria".

Conocido por su posición contra el islam integrista y sus relaciones amistosas con la comunidad judía, que le han valido críticas y amenazas, este eximán de Drancy, al norte de París, es rechazado por responsables musulmanes.

Interrogado sobre la ausencia de fieles en el lanzamiento de esta "marcha de los musulmanes" y sobre el rechazo a su iniciativa por parte del Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM, órgano representativo y primer interlocutor del gobierno), Chalghoumi no quiso "entrar en polémicas", destacando que habría que preguntar sobre las motivaciones de quienes "critican la iniciativa de una marcha contra los bárbaros".

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.