Bosnia fue condenada este martes por discriminación por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) al no haber celebrado elecciones municipales en Mostar, situación que llevó a una residente de esta ciudad a querellarse contra el gobierno central del país.

La última consulta municipal en Mostar (sur) tuvo lugar en 2008 y las siguientes no pudieron celebrarse a falta de un acuerdo político respecto a la manera de oganizarlas.

Irma Baralija, de 34 años y residente en Mostar, ciudad dividida en dos comunidades, una croata (católica) y otra bosnia (musulmana) desde el conflicto de la década de 1990, presentó su demanda ante el TEDH en 2018.

Miembro de un partido político multiétnico, el Nasa Stranka (Nuestro Partido), Baralija ha afirmado que se le impidió votar, así como presentarse a las elecciones.

Aunque el pleito es individual, este juicio afecta indirectamente a todos los electores de la ciudad, que cuenta con unos 106.000 habitantes.

"El Tribunal concluyó que el Estado faltó a su obligación de tomar medidas para proteger a Baralija de un tratamiento discriminatorio a causa de su lugar de residencia y de celebrar elecciones democráticas en Mostar", señala en un comunicado del TEDH, con sede en Estrasburgo, Francia.

Se exhorta al gobierno a modificar la legislación "dentro de un plazo de seis meses" a partir de la fecha en que la sentencia del TEDH sea definitiva, de tal forma que permita la celebración de elecciones en Mostar.

"Si el Estado no logra hacerlo (...) el Tribunal Constitucional (de Bosnia) tiene el poder de tomar medidas provisorias", en acuerdo con la decisión del TEDH.

Cualquiera de las partes puede solicitar remitir el caso a la Gran Sala del Tribunal dentro de un plazo de tres meses.

"¡Hemos ganado!", se congratuló la querellante ante periodistas en la capital Sarajevo, poco después de anunciarse el veredicto. Añadiendo: "esto significa que la democracia finalmente volverá a Mostar y tendremos elecciones el año próximo".

Las elecciones correspondientes a 2012 y 2016 no se realizaron a causa de un vacío legal creado por una decisión de la justicia. El Tribunal Constitucional bosnio, tras una petición de los consejeros municipales croatas de Mostar, consideró que un escrutinio especial en esta ciudad sería, precisamente, "discriminatorio".

Desde entonces no ha sido posible alcanzar un acuerdo sobre la modalidad a aplicar.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes