Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Incredulidad en el pueblo de los refugiados sospechosos del atentado en el metro de Londres

Los nombres de los dos sospechosos no han sido comunicados por la policía. Se sabe, eso sí, que el más joven fue detenido en el puerto de Dover, punto de tránsito habitual hacia Europa, concretamente hacia Calais, en Francia, u Ostende, en Bélgica

(afp_tickers)

Los vecinos de Sunbury-on-Thames recibieron con sorpresa la detención, por el atentado del viernes en el metro de Londres, de dos refugiados que vivían en una familia de acogida muy conocida de este municipio cercano a la capital británica.

"Es muy impactante", confió Jo a la AFP, sin querer dar su apellido.

"Nunca hubiera creído que pasaría algo así", añadió este hombre, con la mirada constantemente puesta en la gran valla metálica con la que la policía cerró el acceso a la calle Cavendish Road.

Su casa, en esta pequeña calle tranquila, está muy cerca de la vivienda que la policía lleva registrando desde el fin de semana.

"Es horrible, vemos estas cosas en las películas y la tele (...), hasta que un día te encuentras con que te apuntan con una pistola y te dicen que salgas de tu casa en un minuto. Da miedo", explicó otro vecino, Stephen Griffiths, de 28 años.

"He tenido que ir al médico hoy porque padecía ansiedad. Y he tenido que mostrar mi pasaporte a la policía para poder salir, es una locura", añadió.

- "Al principio eran policías normales" -

Según los medios británicos, la vivienda registrada pertenece a un matrimonio, Ronald y Penelope Jones (de 88 y 71 años), que hace tiempo oficia de familia de acogida de muchachos en situación difícil y que fue condecorada por la reina Isabel II por ello.

Las imágenes de cámaras de seguridad obtenidas por la prensa británica muestran a un joven abandonando la vivienda el viernes por la mañana con una bolsa similar a la que contenía la bomba artesanal que, poco después, no llegó a estallar del todo pero lanzó un fogonazo que causó 30 heridos leves en un tren de metro parado en la estación de Parsons Green.

"Esta familia es formidable. Los conozco desde hace años, lo que les ocurre es muy triste", añadió Stephen Griffiths, describiendo a la pareja como siempre dispuesta a ayudar.

"Recibieron a más de 200 niños", prosiguió. Dice que nunca vio a los dos sospechosos de 18 y 21 años, detenidos al día siguiente del atentado reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), pero sí vio a la policía acudir varias veces a la vivienda.

"Al principio eran policías normales como los que hay detrás de nosotros, después eran los policías en vehículos sin identificación, policías encubiertos. Fue cuando empecé a sospechar", sentenció.

Sin embargo, un portavoz de la policía negó a la AFP que hubieran vigilado al muchacho antes del atentado.

Los nombres de los dos sospechosos no han sido comunicados por la policía. Se sabe, eso sí, que el más joven fue detenido en el puerto de Dover, punto de tránsito habitual hacia Europa, concretamente hacia Calais, en Francia, u Ostende, en Bélgica.

Este huérfano iraquí vivía en la casa de los Jones, según Ian Harvey, un político de Sunbury citado por la agencia británica Press Association, al que una amiga de la familia le dijo que el muchacho era "incontrolable".

En cambio, otra vecina afirmó bajo anonimato: "Me crucé varias veces con él y era educado, siempre saludaba".

El segundo sospechoso, presuntamente de Siria, fue detenido en Hounslow, en la periferia de Londres, adonde se mudó tras irse de casa de los Jones.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes