Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto tomada el 4 de abril de 2017 muestra a un médico corriendo en busca de refugio durante un ataque de fuerzas del gobierno que alcanzó a un hospital en Khan Sheikhun, una ciudad controlada por los rebeldes en la provincia noroccidental de Idlib.

(afp_tickers)

El presunto ataque químico que dejó 58 muertos el martes en Siria generó indignación en todo el mundo, con llamados de la ONU, París, Londres, Washington y Bruselas, entre otros, para que se identifique a los responsables de este acto "inhumano".

En el ataque ocurrido en la ciudad de Jan Shiejun murieron 58 personas y 170 resultaron heridas, incluidos niños, que apenas conseguían respirar con máscaras de oxígeno, mientras las convulsiones sacudían sus cuerpos.

El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, denunció "un acto de crueldad sin equivalente" y pidió que el Consejo de Seguridad de la ONU "tome una posición sin equívoco".

Los 15 miembros del Consejo se reunirán el miércoles. París, Londres y Washington presentarán un proyecto de resolución de condena en el que piden una investigación rápida y completa.

La Casa Blanca condenó el ataque, calificándolo de "intolerable" y atribuyó la responsabilidad del mismo al régimen de Bashar al Asad.

"El ataque químico en Siria contra personas inocentes, incluyendo mujeres y niños, es condenable", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, advirtió que el presidente sirio, Bashar al Asad, debe rendir cuentas por los ataques químicos de su régimen y exhortó a Rusia e Irán a controlar a su aliado.

El ejército sirio "negó categóricamente" estar detrás del ataque y subrayó que "nunca las usó (a las armas químicas), en ningún momento, en ningún lugar y que no lo hará en el futuro".

La oposición siria acusó al régimen de haber utilizado "obuses con gas químico". Este "crimen horrible" recuerda al ataque del verano (boreal) de 2013 cerca de Damasco, que la comunidad internacional "dejó impune".

El jefe negociador de la oposición, Mohamed Sabra, dijo que el ataque "con gas tóxico", "pone en entredicho" el proceso de paz, que intenta poner fin al conflicto que ha dejado más de 320.000 muertos y millones de desplazados y exiliados.

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, dijo que la organización quiere "identificar claramente las responsabilidades" y que los autores del ataque "rindan cuentas".

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, también señaló al gobierno sirio.

"La noticia de hoy es terrible (...) Obviamente, la principal responsabilidad allí recae en el régimen, porque tiene la responsabilidad de proteger a su gente y no de atacarla", dijo en un encuentro con periodistas la jefa de la diplomacia europea.

"No podemos dejar que continúe este sufrimiento", declaró la primera ministra británica, Theresa May, "horrorizada" por el ataque.

Si se comprueba que este bombardeo fue perpetrado por Damasco "será una prueba adicional de la barbarie del régimen sirio", agregó.

El presidente francés, Francois Hollande, acusó este martes a Bashar al Asad de estar detrás la "masacre".

"Una vez más el régimen sirio niega la evidencia de su responsabilidad en esta masacre", dijo Hollande en un comunicado difundido por la presidencia francesa.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan denunció que el ataque "químico" en Siria fue "inhumano" y amenaza el proceso de paz en este país, en una conversación son su homólogo ruso, Vladimir Putin, informaron responsables de Ankara.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, llamó a la comunidad internacional a que "respete sus compromisos de 2013 y retire definitivamente esas armas horribles de Siria".

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OIAC), por su parte, dijo estar "muy preocupada" por este "presunto ataque con armas químicas", precisando que está intentando "reunir y analizar todas las informaciones de todas las fuentes disponibles".

Por su lado, Catar pidió una investigación internacional por este "crimen odioso" y "medidas inmediatas" para proteger al pueblo sirio.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP