Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Extracción de petróleo, el 19 de enero de 2016, en Sweetwater, Texas

(afp_tickers)

El stock de crudo en Estados Unidos bajó ligeramente en forma inesperada la última semana, según datos divulgados este miércoles por el Departamento de Energía (DoE).

En la semana cerrada el 10 de marzo, las reservas comerciales de crudo retrocedieron en 200.000 barriles a 528,2 millones de barriles.

Los analistas consultados por la agencia Bloomberg pronosticaron un aumento de poco más de 3 millones de barriles.

Las reservas comerciales de crudo subieron un 7,3% en comparación con el mismo período del año anterior y se mantienen por encima del límite superior de la horquilla de ese período.

Por segunda semana consecutiva, las reservas estratégicas de crudo han disminuido, esta vez a 800.000 barriles.

El DoE también reportó una caída de 3,1 millones de barriles de los inventarios de gasolina, un poco más de los 2 millones de barriles que habían previsto los expertos de Bloomberg.

Esto representa un 1,4% menos en comparación con el mismo período de 2016 y se encuentra en la mitad superior del rango promedio para este lapso.

En cuanto a los productos destilados como el gasoil y combustibles para calefacción, que cayeron a 4,2 millones de barriles, los analistas de Bloomberg esperaban un descenso de 1,5 millones.

La producción estadounidense aumentó 21.000 barrils por día (bpd) a 9,109 millones de bpd.

Las reservas de la terminal de Cushing, que se toman como referencia para el precio del crudo transado en Nueva York, diminuyeron en 8,6 millones de barriles o 7,8 millones sin tomar en cuenta las reservas estratégicas.

AFP