Navigation

Inesperado estancamiento de la zona euro, lastrada por Alemania

Una camiseta con las cuatro estrellas correspondientes a los cuatro Mundiales de Fútbol ganados por Alemania, a la venta el 14 de julio de 2014 en una tienda de Berlín afp_tickers
Este contenido fue publicado el 14 agosto 2014 - 08:30
(AFP)

El crecimiento de la zona euro se estancó en el segundo trimestre, lastrado por la contracción del PIB de Alemania y el parón de Francia, así como por las tensiones con Rusia, según analistas.

Las preocupaciones impactaron inicialmente de forma negativa en los mercados, pero por la tarde la tendencia se invirtió, debido a expectativas sobre la adopción de medidas de incentivo económico por parte del Banco Central Europeo (BCE) y a declaraciones apaciguadoras del presidente ruso, Vladimir Putin.

El dato de un crecimiento nulo (0%) en el período abril-junio sorprendió a los economistas, que preveían un crecimiento de 0,2% del Producto Interno Bruto (PIB) de la zona euro, similar al del primer trimestre.

El bloque de 18 países salió hace un año de una recesión de seis trimestres, pero los nuevos datos, divulgados el jueves por la oficina de estadísticas Eurostat, diluyen las esperanzas de un repunte sólido y podrían comprometer las metas de equilibrio fiscal de muchos de sus miembros.

La falta de dinamismo de la Eurozona se vio ilustrada igualmente por el índice de inflación, que bajó a 0,4% en julio, su menor nivel desde octubre de 2009, según confirmó Eurostat.

- Pinchazo de Alemania será corto -

El estancamiento de la Eurozona resulta en gran medida de los malos datos de Alemania, su tradicional motor económico, cuyo PIB cayó un 0,2%, y de Francia, que quedó estancada en 0%.

Los datos alemanes también son peores de los esperados por los economistas, que preveían una caída de 0,1%, en parte a causa de la fortaleza excepcional del crecimiento del primer trimestre (+0,7%).

Los economistas creen por eso que el pinchazo de Alemania será temporal.

"El retroceso del segundo trimestre refleja una combinación de factores técnicos y de debilidades externas, pero no problemas fundamentales de la economía", dijo Christian Schulz, economista del Berenberg Bank.

Italia, tercera potencia de la unión monetaria, ya había informado que su PIB registró un segundo trimestre consecutivo de contracción, cayendo técnicamente en recesión.

España, cuarta economía del bloque y una de las más golpeadas por la crisis global de 2009, prosigue en cambio su recuperación, con un crecimiento de 0,6% en el segundo trimestre, dos décimas más que en el primero.

También hubo buenos números en Holanda (+0,5%) y Portugal (+0,6%).

- El 'factor Putin' -

Pero "el fuerte crecimiento de algunos de los países que habían sido golpeados por la crisis y de algunos pequeños países del este no alcanzan para compensar la caída de Alemania (...), golpeada por el 'factor Putin' y por el letargo de las reformas en Francia e Italia", sostuvo Schulz, en referencia a las tensiones entre Rusia Putin y los países occidentales por la situación en Ucrania.

Muchos analistas, que esperaban un repunte del PIB de la zona euro en la segunda mitad del año, rebajaron ya sus proyecciones a causa de esas tensiones geopolíticas.

"Pareciera que el crecimiento del PIB en 2014 quedará por debajo del 1%", afirmó Peter Vanden, analista de ING Bank.

Francia, en todo caso, ya rebajó el jueves a 0,5% su previsión de crecimiento para este año, frente a un objetivo inicial de 1%.

"Ahora el temor es que la zona euro se dirija hacia una nueva recesión", subraya Simon Smith, de FX Pro, que también hace hincapié en el impacto de los bloqueos comerciales que Rusia impuso a los países europeos, en represalia por las sanciones económicas decretadas por Bruselas contra Moscú.

Los mercados acusaron el impacto de los resultados del segundo trimestre, pero las expectativas de adopción de medidas no convencionales por parte del BCE invirtió la tendencia y las principales bolsas europeas cerraron en alza, con excepción de Milan y Madrid, que registraron caídas moderadas (de 0,29% y 0,09% respectivamente).

Los precios del petróleo retrocedían, tras de las declaraciones apaciguadoras de Putin, quien instó a los rusos a desarrollar su país "tranquilamente, dignamente y de manera eficaz, sin desconectarse del resto del mundo y sin romper los vínculos" con sus socios.

En el conjunto de la Unión Europea (UE), formada por 28 países, el PIB registró un crecimiento de 0,2%, una décima menos que en el periodo enero-marzo (0,3%), pero de todos modos por encima del de los socios de la Eurozona.

Así, el PIB de Gran Bretaña aumentó un 0,8%, al igual que el de Hungría, y el de Polonia subió un 0,6%.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.