Una investigación dirigida por republicanos en el Senado dijo en un reporte el martes que Rusia intentó realmente ayudar al presidente Donald Trump en la elección de 2016, contradiciendo las persistentes negativas de la Casa Blanca.

El informe de la investigación del Comité de Inteligencia del Senado sobre injerencias en la elección de 2016, señaló que una campaña de manipulación de las redes sociales efectuada por la Internet Research Agency (IRA), con sede en San Petesburgo, representaba "un apoyo abierto al candidato favorito de Rusia en las elecciones presidenciales de Estados Unidos".

"El comité encontró que IRA intentó influir en la elección presidencial de Estados Unidos en 2016 perjudicando las posibilidades de éxito de Hillary Clinton y apoyó a Donald Trump con la dirección del Kremlin", dijo.

"La actividad de las redes sociales de IRA fue abierta y casi invariablemente apoyando la candidatura de Trump", dijo.

El comité, dirigido por el senador Republicano Richard Burr, emitió su reporte en momentos en que Trump continúa insistiendo en que la historia de interferencia rusa es "fake news" (noticia falsa) y que hay "una casería de brujas" sobre la injerencia de Moscú que manejan los demócratas.

Mientras tanto, Trump y sus aliados republicanos están presionando con un teoría sin fundamentos de que Ucrania conspiró junto con los demócratas para afectar a Trump en 2019.

La colisión de las dos versiones de lo que pasó en la votación de 2016, está en el centro de las nuevas acusaciones de que Trump pidió ayuda a Ucrania para dañar a su posible contrincante demócrata Joe Biden de cara a las elecciones de 2020.

Trump enfrenta un posible juicio político en la Cámara de Representantes -Baja- por buscar involucrar a Kiev en la elección del próximo año, y por retener supuestamente ayuda militar destinada a ese país para presionarlos por información que le ayude en su campaña contra Biden.

Los demócratas calificaron las medidas como una repetición de 2016, cuando la campaña de Trump supuestamente buscó el apoyo de Moscú para dañar a la candidata demócrata Clinton.

La investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la elección encontró numerosas instancias de intentos de colusión entre la campaña de Trump y los rusos, pero esas no probaron que hubo una conspiración ilegal para conseguirlo.

El Comité alertó también de la posibilidad de que Rusia pueda tratar de interferir nuevamente en la elección del próximo año.

"El poder Ejecutivo debería, en la campaña para la elección de 2020, reforzar ante el público la advertencia del peligro de intentos de interferencia extranjera en la elección de 2020", indicó el reporte.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes