Irán consideró el sábado "exagerado" el balance de una organización de defensa de los derechos humanos según la cual más de 160 manifestantes fueron asesinados en la represión de las protestas desencadenadas por el aumento del precio del combustible.

"Las estadísticas de las organizaciones internacionales sobre los muertos en los recientes incidentes no son creíbles", afirmó el viceministro del Interior Jamal Orf, citado por la agencia oficial IRNA. Estas organizaciones "exageran" las cifras, acusó.

El viernes, Amnistía Internacional estimó que 161 manifestantes habían sido asesinados en la represión de las protestas, iniciadas el 15 de noviembre con el anuncio de un aumento del precio de la gasolina, en un país afectado por una grave recesión.

La fiscalía debe anunciar un balance basado en cifras que ha recibido de la oficina del médico forense, precisó Orf, sin especificar la fecha.

La organización Human Rights Watch afirmó el miércoles que el poder había "ocultado deliberadamente" el balance de los muertos y de las detenciones en la represión de las concentraciones, que se extendieron a decenas de ciudades y duraron varios días.

Las autoridades reiteran que las protestas, en la que se incendiaron o atacaron estaciones de servicio, comisarías, mezquitas y edificios públicos, es el resultado de un "complot" elaborado en el extranjero.

Irán se enfrenta a una grave crisis económica, agravada por el restablecimiento y el endurecimiento de las sanciones económicas por parte de Estados Unidos desde 2018.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes