Irak quedará profundamente marcado por las manifestaciones pidiendo reformas y "no volverá a ser el mismo", afirmó este viernes el ayatolá Alí Sistani, máximo responsable religioso chiita del país.

"Si aquellos que están en el poder piensan que pueden eludir una verdadera reforma postergando y dilatando, se equivocan", dijo Sistani en su sermón semanal de los viernes, leído por uno de sus asistentes.

"Lo que viene luego de estas protestas no será lo mismo de antes, y deben tomar conciencia de ello", agregó.

Las protestas empezaron el 1 de octubre para protestar contra el desempleo y la corrupción y ahora el movimiento reclama un cambio de sistema político.

Sistani, de 89 años, dio un tímido apoyo a los manifestantes cuando salieron a la calle y calificó de "legítimas" sus demandas.

En los últimos el ayatolá volvió a dar su apoyo calificando las protestas de una "manera honorable" para pedir cambios.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes