Israel va camino de convertirse en la primera democracia en expulsar a un investigador de Human Rights Watch (HRW), lamentó este domingo el director de la oenegé, Kenneth Roth, al condenar la expulsión de su jefe en Israel y los Territorios palestinos, prevista el lunes.

Omar Shakir, de nacionalidad estadounidense, agotó todos sus recursos para evitar su expulsión, que Israel justificó basándose en una nueva ley que prohíbe el acceso al país de extranjeros acusados de apoyar la campaña de boicot al Estado hebreo.

"No recuerdo ninguna otra democracia que haya le haya bloqueado el acceso a un investigador de Human Rights Watch", indicó Roth en declaraciones a la AFP.

"Esto demuestra el carácter cada vez más restringido de la democracia israelí", añadió.

Ya se ha negado el acceso al territorio israelí a otras personas desde que la ley entró en vigor en 2017, pero Omar Shakir sería el primero en ser expulsado, según el ministerio israelí de Asuntos Estratégicos.

A finales de 2018, el gobierno israelí puso fin a su permiso de residencia a raíz, según indicó, de una información que afirmaría que Shakir apoya la campaña de boicot, desinversión y sanciones contra Israel, algo que el interesado niega.

"Lo que Israel pretende hacer expulsándome es exactamente lo mismo que Siria, Egipto y Baréin hicieron conmigo previamente", lamentó el domingo Shakir, quien también citó a Venezuela, Corea del Norte y Cuba entre otros países que expulsaron a miembros de Human Rights Watch (HRW).

El Tribunal Supremo israelí aprobó la expulsión de Omar Shakir a principios de mes.

"Todos los que actúan contra Israel deben saber que no les permitiremos vivir ni trabajar aquí", declaró entonces el ministro israelí de Interior, Arie Dery, que citó a Shakir como "uno de los dirigentes del movimiento" del boicot, que persigue acabar con el fin de la ocupación y la colonización de los Territorios palestinos.

"Ni Human Rights Watch ni yo como representante suyo instamos nunca al boicot a Israel", se defendió Shakir, que asumió sus funciones en 2017.

"Nosotros pedimos a las empresas, como pedimos a los gobiernos, que se abstengan de contribuir a las violaciones de derechos" al operar en las colonias israelíes de Cisjordania ocupada, que la ONU considera ilegales, y que dejen de hacerlo, agregó.

Tras su expulsión, Omar Shakir continuará ocupándose de Israel y de los Territorios palestinos pero desde el extranjero, señaló HRW.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes