Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Apartamentos en construcción en el asentamiento israelí de Har Homa, en Jerusalén Este, el 26 de enero de 2017

(afp_tickers)

Las autoridades israelíes dieron este jueves su luz verde definitiva a la construcción de 153 viviendas de colonización en Jerusalén-Este anexionado y ocupado, informó la municipalidad israelí de la ciudad.

Estas colonizaciones y otras anunciadas esta semana reflejan la voluntad del Gobierno israelí de aprovechar la nueva situación en Washington tras la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, que parece ofrecer un apoyo incondicional al Estado hebreo, después de ocho años de férrea oposición a la colonización por parte de su antecesor, Barack Obama.

"Los empresarios pueden empezar a construir desde mañana" dijo a AFP el vicealcalde de Jerusalén, Meir Turjeman, presidente del comité de planificación y de construcción de la municipalidad de Jerusalén.

En los próximos días o semanas 450 viviendas (entre ellas las 153 aprobadas el jueves) recibirán permisos en la colonia de Gilo, dijo Turjeman. Estos proyectos estaban "congelados desde hace años", aseguró.

Gilo está ubicada en Jerusalén-Este, parte mayoritariamente palestina de Jerusalén anexionado y ocupado por Israel desde 1967.

Israel aprobó el martes la construcción de otras 2.500 nuevas viviendas en Cisjordania ocupada, el anuncio de asentamientos más ambicioso desde hace años.

Las colonias, es decir, las implantaciones civiles israelíes en los Territorios Palestinos ocupados, son ilegales para la comunidad internacional. Para una gran parte de la opinión internacional, son un grave obstáculo en el proceso de paz entre israelíes y palestinos.

AFP