Navigation

Italia frena lentamente la progresión del coronavirus, pero suma otros 756 muertos

Una enfermera se pone su equipo de protección personal antes de comenzar a trabajar en la preparación de la unidad de cuidados intensivos en el nuevo Hospital dedicado al Covid-19. el 29 de marzo de 2020, en Verduno, cerca de Alba, noroeste de Italia, en la víspera de su apertura oficial afp_tickers
Este contenido fue publicado el 29 marzo 2020 - 16:52
(AFP)

La progresión del coronavirus en Italia continuó desacelerándose tímidamente este domingo, por tercer día consecutivo, según el último balance oficial, que daba cuenta de 10.779 muertos y 97.689 casos.

"Desgraciadamente hoy registramos 756 nuevos decesos. El número de persons curadas es de 13.030", anunció el jefe de la protección civil Angelo Borrelli en su conferencia de prensa diaria con el balance de la situación en el país.

El número de nuevos casos positivos (+5.217) se desaceleró a +5,6% este domingo, tras haber sido de +6,9% el sábado y +7,4% el viernes.

Otra señal positiva: el número de personas hospitalizadas con síntomas solo aumentó levemente (+710, de un total de 27.386), así como el de pacientes en cuidados intensivos (+50, para un total de 3.906). La misma tendencia se registró en Lombardía (norte), la región más afectada, donde el número de personas en cuidados intensivos pasó a 1.328 (+9).

Italia, que registró su primer deceso vinculado con el coronavirus a finales de febrero, es el país con mayor número de fallecimientos.

El gobierno continúa preparando a la población para una prolongación de las medidas de confinamiento. Los italianos tienen prohibido salir de casa, salvo por motivos de primera necesidad (trabajo o salud) y todas las actividades económicas no esenciales están suspendidas hasta el 3 de abril.

"Las medidas que debían estar en vigor hasta el 3 de abril serán prolongadas inevitablemente", aseguró el domingo el ministro de Asuntos Regionales, Francesco Boccia.

"Creo que hablar hoy de reapertura sería inoportuno e irresponsable. Todos queremos volver a la normalidad pero encenderemos los interruptores uno tras otro".

Según los medios italianos, la vuelta a la normalidad se hará de forma progresiva, empezando por la actividad industrial de aquellas empresas que puedan garantizar unas condiciones de seguridad satisfactorias, y acabando por los establecimientos que impliquen una alta concentración de personas, como bares, restaurantes, piscinas, gimnasios o centros escolares.

Mientras tanto, las grandes ciudades continúan desiertas, como lo atestiguan las imágenes filmadas el domingo por periodistas de la AFPTV, donde aparece, por ejemplo, la plaza de España de Roma casi sin un alma.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.