Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Estados Unidos acogió con satisfacción la invitación extendida este martes a Corea del Norte para participar en los Juegos Olímpicos de invierno en Corea del sur, y señaló que ese gesto podría demostrarle a Pyongyang lo que le espera si acepta renunciar a las armas nucleares.

Pyongyang y Seúl acordaron que una delegación norcoreana participe en la cita deportiva del mes próximo.

Ese avance, tras meses de tensión diplomática entre ambas Coreas, podría ser visto como un mazazo a los esfuerzos de Washington por aislar al régimen de Kim Jong-Un y forzarlo a abandonar su arsenal nuclear.

Sin embargo, la portavoz del presidente Donald Trump, Sarah Sanders, consideró que Pyongyang debería considerar este hecho como una oportunidad para cambiar de actitud.

"La participación de Corea del Norte (en los Juegos Olímpicos) es una oportunidad para el régimen de comprobar el valor de poner fin a su aislamiento internacional desnuclearizando su territorio", dijo la vocera a la prensa.

"Esperamos que podamos ir más allá en este camino", agregó.

El Departamento de Estado había dado más temprano una cauteloso saludo a las conversaciones entre Seúl y Pyongyang que dieron pie a que una delegación de atletas norcoreanos acuda a los Juegos de Invierno que tendrán lugar en la ciudad surcoreana de Pyeongchang del 9 al 25 de febrero.

Pero la bienvenida fue acompañada de preocupación porque la menor señal de descongelamiento entre los dos países, rivales históricos, podría permitir al régimen de Kim Jong-Un escapar de su aislamiento diplomático.

La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, dijo que funcionarios estadounidenses trabajarían con Seúl para garantizar que el envío de un equipo de atletas norcoreanos a los juegos "no viole las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU por los programas nucleares y balísticos ilegales de Corea del Norte".

Según altos funcionarios del gobierno estadounidense, Trump dijo a su par surcoreano Moon Jae-In el 4 de enero que Washington enviará a los Juegos Olímpicos una delegación del alto nivel para seguir la evolución de los acontecimientos.

"Durante esa conversación, ambos líderes acordaron mantener la máxima presión sobre Corea del Norte con el objetivo de lograr una total y verificable desnuclearización de la península coreana", señaló Nauert.

La vocera no emitió sin embargo comentarios sobre el anuncio de que Seúl y Pyongyang también acordaron tener conversaciones militares y restaurar una línea de contacto militar cerrada desde febrero de 2016.

"Queremos la desnuclearización de la península", dijo a su vez el subsecretario de Estado a cargo de la diplomacia pública Steve Goldstein. "Este es un buen primer paso en ese proceso", indicó.

Dijo también que la participación norcoreana en los Juegos Olímpicos debe ser vista como un hecho "alentador".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP