Navigation

Karadzic, exdirigente de serbios de Bosnia, comparece en La Haya para su apelación

El exdirigente de los serbios de Bosnia, Radovan Karadzic, en la sala del Mecanismo para los Tribunales Penales Internacionales (MTPI) el 23 de abril de 2018 en La Haya afp_tickers
Este contenido fue publicado el 23 abril 2018 - 10:31
(AFP)

El exdirigente de los serbios de Bosnia, Radovan Karadzic, compareció el lunes antes la justicia internacional en La Haya para tratar de anular su condena de 40 años de prisión por genocidio, crímenes de guerra y de lesa humanidad.

Vestido con un traje oscuro, camisa blanca y corbata roja, Karadzic llegó sonriendo a la sala del Mecanismo para los Tribunales Penales Internacionales (MTPI).

El Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY), predecesor del MTPI, lo declaró culpable en primera instancia en marzo de 2016 de las atrocidades cometidas en Srebrenica y Sarajevo durante la sangrienta guerra de Bosnia.

Con la mano derecha agarrada a la mesa delante de él, el expresidente de la entidad de los serbios de Bosnia, la República Srpska, escuchó los cargos el lunes por la mañana.

El conflicto en Bosnia provocó más de 100.000 muertos y 2,2 millones de desplazados entre 1992 y 1995.

Karadzic, el más alto responsable en ser juzgado por la justicia tras la muerte durante su proceso del expresidente serbio Slobodan Milosevic, ha apelado 50 puntos del veredicto pronunciado en primera instancia.

"Hoy estamos aquí para pedirles anular la condena de Radovan Karadzic y ordenar un nuevo proceso", dijo su abogado, Peter Robinson, en sus observaciones de apertura.

El derecho a un proceso justo es un "valor universal", valoró frente a los cinco jueces. "Nunca debemos olvidar que el modo en que hoy juzgamos a los acusados es el modo en que la historia nos juzgará mañana", continuó.

La defensa basó su apelación en el hecho que, en primera instancia, Karadzic tuvo que elegir, bajo la presión de la acusación, entre representarse a sí mismo -lo que hizo- o testificar a su favor, pero no las dos.

Cuando conoció entonces el veredicto del TPIY, el acusado, todavía considerado como un "héroe" por muchos de los suyos, criticó una condena "monstruosa" pronunciada después de un "juicio político".

-- Camino al infierno del sufrimiento --

Hablando al inicio del proceso de apelación de dos días, Karadzic denunció lo que denominó "mitos" sobre desplazamientos o expulsiones permanentes de bosnios musulmanes y croatas durante la guerra.

Dijo a los jueces que era un líder político que buscaba proteger a Yugoslavia y su constitución, y que sus declaraciones de los años 90 fueron "distorsionadas", así como "sus palabras" en el proceso.

"Hay mucha evidencia de que nuestra estretegia no era ofensiva. Nuestra estrategia era defensiva en todo Bosnia. Los territorios no eran tomados por la fuerza", agregó.

La fiscal Katrina Gustafson dijo que él "se oponía categóricamente a la independencia de Bosnia Herzegovina" y "amenazó a los bosnios musulmanes diciéndoles que se enfrentarían a 'un camino hacia el infierno del sufrimiento'".

Munira Subasic, de las madres de Srebrenica, dijo a la AFP en el espacio para el público del tribunal de que "estaba sentada frente a un monstruo".

"Karadzic no es una persona ni un animal pues no tiene sentimientos" añadió Subasic, cuyo esposo e hijo murieron en Srebrenica. "Es un mentiroso, mentir es la línea de su defensa".

Pero Karadzic afirmó que fueron "los musulmanes los que causaron la crisis" en Sarajevo, y añadió que "mataban a sus propios soldados".

- "Limpieza étnica" -

En su veredicto, el TPIY consideró que el acusado, "punta de lanza de las estructuras militares, políticas y gubernamentales" de los serbios de Bosnia, buscó dividir el país.

Karadzic fue declarado culpable de genocidio por la muerte de casi 8.000 hombres y niños musulmanes en Srebrenica en julio de 1995, la peor masacre cometida en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Para los jueces, la masacre fue una "limpieza étnica" planificada por un trío formado por Karadzic, el general Ratko Mladic y Slobodan Milosevic.

El acusado también fue condenado por las persecuciones, muertes, violaciones, tratamiento inhumano o traslados forzosos durante el asedio de Sarajevo, que costó la vida a 10.000 civiles en 44 meses, así como por los campos de detención en "condiciones de vida inhumanas".

Se prevé que el veredicto se conozca dentro de varios meses.

Radovan Karadzic, quien durante un tiempo fue el fugitivo más buscado del continente europeo, fue detenido en 2008 después de 13 años fugado.

Desde 2009 está entre las rejas de la prisión de la ONU en La Haya, donde convive con su alter ego militar, Ratko Mladic, conocido como el "carnicero de los Balcanes", condenado a perpetuidad en noviembre.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo