Navigation

Líbano abre una investigación tras los enfrentamientos entre policía y manifestantes

Un manifestante recibe primeros auxilios durante una manifestación en Beirut (Líbano), el 14 de diciembre de 2019 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 15 diciembre 2019 - 08:54
(AFP)

La ministra del Interior del Líbano, Raya El-Hassan, anunció este domingo una investigación "rápida y transparente" tras de los enfrentamientos del sábado que dejaron decenas de heridos en Beirut.

Las fuerzas de seguridad utilizaron gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a los manifestantes, que el sábado por la noche salieron a las calles de la capital para pedir un gobierno de tecnócratas antes de las negociaciones que empezarán el lunes para buscar a un nuevo primer ministro.

Hasan pidió la identificación de los responsables de la violencia durante los enfrentamientos, los más graves desde que el 17 de octubre empezaron las protestas contra el gobierno en el país, hasta ahora pacíficas.

La ministra dijo que había "infiltrados" entre los manifestantes que querían provocar "enfrentamientos".

Por su parte Diala Haidar, de la oenegé Amnistía Internacional, criticó el "uso excesivo de la fuerza" de la policía frente a una protesta "abrumadoramente pacífica".

El ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, dijo que los libaneses deberían buscar una solución a la crisis que está paralizando el país. "Las autoridades políticas deberían avanzar porque el país vive una situación dramática", afirmó en declaraciones a la radio pública.

El gobierno libanés dimitió en bloque el 29 de octubre pero los distintos partidos, muy divididos, no han logrado desde entonces nombrar uno nuevo.

Los enfrentamientos del sábado empezaron en una calle que conduce al parlamento cuando los manifestantes intentaban cruzar las barricadas de hierro.

La Defensa Civil de Líbano llevó a 36 heridos al hospital y trató a 54 personas en la misma manifestación, indicó la organización en Twitter.

Por su parte la Cruz Roja libanesa transportó a 15 heridos y trató a 37 personas en el lugar, indicó a la AFP uno de sus responsables.

Entre los heridos hubo tanto manifestantes como fuerzas de seguridad, algunos por gas lacrimógenos o por el impacto de piedras.

Los manifestantes piden que el próximo gobierno esté formado solo por expertos y no por miembros de los partidos tradicionales, considerados incompetentes y corruptos.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.