Navigation

La amenaza contra la seguridad vinculada a la extrema derecha es "muy alta" en Alemania

El ministro del Interior de Alemania, Horst Seehofer, comparece antes los medios el 21 de febrero de 2020 en Berlín para hablar de la matanza en Hanau afp_tickers
Este contenido fue publicado el 21 febrero 2020 - 09:48
(AFP)

La amenaza para la seguridad vinculada a la extrema derecha es "muy alta en Alemania", declaró el viernes el ministro de Interior Horst Seehofer, tras los ataques racistas del miércoles en la ciudad de Hanau, que dejaron un saldo de nuevo muertos.

"La amenaza para la seguridad vinculada a la extrema derecha, al antisemitismo y al racismo es muy alta", dijo el ministro en una rueda de prensa en Berlín, explicando que se va a incrementar "la vigilancia en los lugares sensibles, sobre todo en las mezquitas", pero también en los aeropuertos.

Por su parte, la ministra de Justicia, Christine Lambrecht, prometió que el gobierno "examinaría de manera minuciosa" la manera en que los extremistas pueden llegar a poseer armas, como era el caso del agresor de Hanau.

Para la responsable, la violencia de la extrema derecha es hoy "el principal peligro" para la democracia alemana, no sólo debido al "número" de sospechosos sino a su gran determinación.

Todo indica que el agresor de Hanau, identificado como Tobias R., actuó solo, al igual que el hombre que mató a dos personas el pasado octubre en un ataque fallido contra una sinagoga en la ciudad de Halle. Esto hace aumentar la dificultad a la hora de identificar y localizar a tiempo a los sospechosos.

"Cerca de la mitad" de las personas que deciden pasar al acto "no están fichados por la policía", subrayó el responsable de la policía criminal, Holger Munch.

Alemania acaba de reforzar su normativa de tenencia de armas y adoptó el miércoles, un día antes de la matanza, un proyecto de ley con nuevas medidas para detectar las amenazas de grupos de extrema derecha en internet, sancionarlas y proteger a sus posibles blancos.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.