Navigation

La ayuda humanitaria en Yemen, amenazada por los rebeldes hutíes

Una niña yemení, aquejada de manutrición, es pesada por un médico en el norte de Yemen, el 5 de febrero de 2020 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 11 febrero 2020 - 18:19
(AFP)

Los rebeldes hutíes amenazan el funcionamiento de las operaciones de ayuda humanitaria en Yemen, cruciales en un país devastado por más de cinco años de guerra, declararon el martes responsables del sector, antes de que se celebre una reunión de crisis en Bruselas.

Los trabajadores humanitarios describen una situación que se va deteriorando diariamente, con trabajadores que se arriesgan a ser detenidos o que son intimidados cuando distribuyen víveres entre los millones de necesitados.

El gobierno reconocido por la comunidad internacional dio la voz de alarma después de que cundiera la noticia de que Estados Unidos se plantea suspender gran parte de su ayuda para principios de marzo, en respuesta a las presiones de los hutíes, incluyendo una nueva "tasa" del 2% que los rebeldes quieren imponer a la ayuda humanitaria.

El gobierno acusa a los hutíes de utilizar esa ayuda para "financiar sus esfuerzos en la guerra" pero interrumpir la asistencia perjudicaría a la población yemení, declaró Abdel Raqib Fateh, ministro de Asuntos Locales y jefe del Comité de Ayuda de Yemen.

"Una disminución de la ayuda en las provincias controladas por los rebeldes afectará a los ciudadanos y no a las milicias armadas de los hutíes", indicó a la AFP.

Los rebeldes, que controlan la capital, Saná, desde 2014, y buena parte del norte del país, rechazan las acusaciones y aseguran que ni interfieren en el trabajo de las agencias humanitarias ni les interponen trabas burocráticas.

"Algunas agencias de la ONU hacen política y utilizan la ayuda como una carta para amenazar a los yemeníes", denunció el jefe del organismo de ayuda de los rebeldes, fundado a finales de 2019, Abdel Mohsen al Tawoos. "El chantaje en la reducción de la ayuda no funciona", advirtió.

Según varias organizaciones humanitarias, la guerra en Yemen ha causado decenas de miles de muertos, sobre todo civiles. Unos 24,1 millones de personas necesitan asistencia (más de dos tercios de la población), según la ONU.

- Las amenazas no cesan -

Por un lado, los hutíes acusan a Naciones Unidas de repartir productos en mal estado. Por otro, los trabajadores humanitarios aseguran que los rebeldes retienen los productos demasiado tiempo, por lo que cuando llegan a los civiles ya no son aptos para el consumo.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA), que asiste a unos 12 millones de yemeníes, interrumpió sus operaciones en las zonas controladas por los hutíes durante dos meses el año pasado.

Con esta medida, el organismo de la ONU quería hacer presión y que se pusiera en marcha un fichero biométrico de los beneficiarios, con la idea de impedir que se desviaran las ayudas.

- "Enfoque más unificado" -

La espinosa cuestión de la eventual suspensión de las ayudas se tratará en una reunión de donantes que empieza el jueves en Bruselas.

"Intentamos coordinarnos con todos los donantes, incluido Estados Unidos, para encontrar un enfoque más unificado", declaró un responsable de una agencia humanitaria, que esperaba "que no lleguemos" a suspender parte de la ayuda estadounidense.

Para Lise Grande, coordinadora humanitaria de la ONU para Yemen, las agencias podrían verse obligadas a decidir si interrumpen la ayuda si no logran hacer respetar sus normas.

"Si llegamos a un punto en el que el entorno operativo no nos permite hacerlo, haremos cuanto podamos para cambiar eso [y] restablecer las condiciones" para trabajar, declaró a la cadena británica BBC.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.