AFP internacional

Un avión de la aerolínea Qatar Airways procedente de Doha llega al aeropuerto de Los Ángeles, en California (EEUU), el 21 de marzo de 2017

(afp_tickers)

Qatar Airways ha convertido en algunos años a Doha en un centro de operaciones mundial, pero su posición de gran compañía aérea se ve ahora amenazada por la prohibición de sobrevolar los países vecinos, consecuencia de la grave crisis en el Golfo.

Al igual que las aerolíneas Emirates de Dubái y Etihad de Abu Dabi, la compañía aérea de Catar ha logrado controlar parte de la actividad de tránsito mundial gracias a su envidiable posición geográfica en la región del Golfo.

Sin embargo, las graves divergencias políticas entre Catar, por un lado, y Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Baréin, por el otro, condujeron la semana pasada a una ruptura de relaciones diplomáticas y a sanciones, como el cierre del espacio aéreo de estos tres países a Qatar Airways.

Estas medidas provocaron la anulación de decenas de vuelos diarios de la compañía catarí, pero también para las de los otros tres países del Golfo, que ya no vuelan a Doha.

Y además, estas sanciones obligan a los aviones de Qatar Airways a realizar rodeos en sus destinos intercontinentales, al tener que evitar el vasto reino saudí y Baréin.

"El impacto ya es negativo porque han aumentado los tiempos de vuelo, generando sobrecostes", subraya el experto Addison Schonland del gabinete de asesores AirInsight, con base en Estados Unidos. Esto provocará una "gran disminución de beneficios", añade.

Catar está rodeado por el espacio aéreo del archipiélago de Baréin, que cubre gran parte de las aguas del Golfo, y sus aviones cruzan habitualmente el amplio espacio aéreo saudí, para volar a Medio Oriente, África o Latinoamérica.

- Dos horas más a Sao Paulo -

Hoy, con las prohibiciones en vigor, el tiempo de vuelo hasta Sao Paulo (Brasil) aumentó unas dos horas, según los sitios aéreos.

Los vuelos de Qatar Airways al norte de África transitan ahora por Irán y Turquía para llegar al Mediterráneo, en lugar de sobrevolar Arabia Saudí y Egipto, otro país que también tomó medidas contra el Gobierno catarí.

Los vuelos hacia Europa se ven menos afectados ya que siguen pasando por el cielo de Irán, con un pequeño desvío para evitar el de Baréin.

Según responsables iraníes, un centenar de vuelos adicionales cruzan cada día el cielo de su país desde el inicio de la crisis, es decir, un aumento del 17% de los vuelos internacionales.

"Los itinerarios de los vuelos y el consumo de carburante va a aumentar" para Qatar Airways, augura el experto en aviación Kyle Bailey.

Además, cerca del 90% del tráfico de Qatar Airways en Doha depende del tránsito, según un informe de CAPA Centre for Aviation, un grupo de asesoría.

- Pérdida "devastadora" -

Arabia Saudí y Emiratos representan los dos mayores mercados para Qatar Airways, recuerda Kyle Bailey.

Su pérdida será "devastadora para el balance financiero de la compañía, que perderá cerca del 30% de su volumen de negocios", predice.

No obstante, Qatar Airways reveló el domingo un beneficio neto en alza del 22% a 482 millones de euros para el ejercicio 2016/2017, cerrado el 31 de marzo, es decir, justo antes de que estallara la crisis.

Qatar Airways es el mayor transportista extranjero que opera en los Emiratos, según CAPA. Parte del tráfico intercontinental podría ser recuperado por Emirates y Etihad, según los expertos.

Las dos compañías emiratíes tienen amplias redes mundiales y, junto a Qatar Airways, han provocado la indignación de los transportistas aéreos europeos y norteamericanos, que los acusan de beneficiarse de subvenciones públicas para desarrollar sus mercados.

AFP

 AFP internacional