Navigation

La economía alemana va a retroceder "significativamente" en 2020

Un voluntario saca unas cajas de comida de una furgoneta en un banco de alimentos en Essen, en el oeste de Alemania, el 30 de marzo de 2020 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 30 marzo 2020 - 13:41
(AFP)

La economía alemana va a contraerse de manera importante este año debido a la crisis del coronavirus, según varias hipótesis publicadas este lunes por el comité de expertos que asesora al gobierno.

Según estos escenarios, el Producto Interior Bruto (PIB) retrocederá de 2,8% a 5,4% en 2020, antes de repuntar al año siguiente.

"La economía alemana se achicará de manera significativa en 2020", afirmó este panel de expertos conocidos como "sabios", precisando que la dimensión exacta del impacto "dependerá de la extensión y duración de las medidas de salud pública y la subsiguiente recuperación".

El "escenario de referencia" más probable presentado por estos especialistas, con un retroceso de 2,8% del PIB en 2020, parte del principio que la "situación económica se normaliza de nuevo durante el verano" (boreal), lo que permite un regreso al crecimiento a 3,7% al año que viene.

En el momento de presentarse este informe económico, la inflación en Alemania se desaceleró en marzo a 1,4% contra el 1,7% en febrero y enero, según cifras presentadas el lunes por la oficina de estadística Destatis.

Este retroceso se explica por la caída de los precios del petróleo desde hace semanas, debido a las restricciones de desplazamiento y las medidas de confinamiento que los gobiernos han impuesto para frenar la propagación del nuevo coronavirus.

En cambio, se produce una "aumento acelerado de los precios de los productos alimentarios de base. Esto se acentuará en los próximos meses", comentó Jens-Oliver Niklasch, economista de LBBW.

- Curva en "V" -

Pero la economía también podría seguir una evolución en forma de "V" más marcada, a raíz de los "ceses de producción a gran escala", como en el sector del automóvil, y de las "medidas de política sanitaria a largo plazo", añadieron los "sabios".

Este escenario conllevaría una caída del PIB de 5,4% en 2020, seguido de un crecimiento de 4,9% en 2021, explicó e comité.

La hipótesis de una curva en "V" tiene posibilidades de cumplirse, sobre todo porque no estamos "en tiempos de guerra donde las infraestructuras son bombardeadas y los trabajadores enviados al frente", indicó Volker Wieland, miembro del comité, en una rueda de prensa en línea.

Una tercera evolución de la economía, en forma de "U", podría ocurrir "si las medidas de política sanitaria continúan más allá del verano (boreal) y si la recuperación económica empieza solo a partir de 2021", según los expertos. El PIB podría entonces caer 4,5% en 2020 y solo crecer 1% el año que viene.

Para tranquilizar a las familias alemanas, confinadas en sus casas pero bajo medidas menos estrictas que en el resto de Europa, y a las empresas, Berlín tendría que "desarrollar escenarios de salida de crisis", advirtió sin embargo Wieland y "comunicarlos rápidamente".

Entre las medidas que puso en marcha el gobierno alemán, el comité de expertos se congratuló de la adopción de un plan de rescate de cerca de 1,1 billón de euros "para proteger a los empleados y las empresas de los efectos de la crisis".

Berlín también se dijo dispuesto a replantearse la regla sagrada de cero déficit público, que ha dictado la conducta del gobierno durante años, pese a críticas de socios, como Francia, y algunas instituciones financieras internacionales.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.