Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los entonces líder del partido británico UKIP, Nigel Farage (c), y candidato a diputado por Clacton, Douglas Carswell (i), hablan con el trabajador de una fábrica de bisagras en Clacton-On-Sea el 13 de abril de 2015

(afp_tickers)

El UKIP británico vive su enésima crisis tras la consecución de su gran objetivo, el Brexit, con el llamamiento de Nigel Farage a la expulsión del único diputado del partido por no haberle conseguido el título de Sir.

Pese a los 3,8 millones de votos conseguidos en las últimas elecciones generales de mayo de 2015, el 12,5% del total, y a causa de un sistema electoral que favorece a los grandes partidos, el UKIP cuenta sólo con un diputado en el Parlamento, Douglas Carswell, un tránsfuga del Partido Conservador de 45 años, diputado por Clacton, una circunscripción del sureste de Inglaterra.

El propio Farage, el líder más carismático que tuvo el partido, hoy supuestamente alejado del UKIP pero siempre al acecho, se presentó a seis elecciones de diputado y siempre fue derrotado.

Este martes, en un artículo en el Daily Telegraph, Farage cargó contra Carswell, con quien nunca tuvo buena relación.

"Como partido, ¿cómo podemos permitir que nos represente en la Cámara de los Comunes un hombre que busca dañarnos activamente y sin ocultarse?", se preguntó Farage, exlíder del partido antieuropeo y antinmigración.

"Creo que el UKIP tiene poco futuro si él se queda en el partido. Es hora de que se vaya", sentenció.

- Caballero por sus servicios a la prensa -

La razón por la que Farage vuelve a la carga contra Carswell es su fracaso en que el Gobierno le concediese al primero la distinción de caballero de la Orden del Imperio Británico.

Desde que dimitió tras el referéndum del 23 de junio, todos los intentos de Farage para que se le reconozcan sus méritos en el Brexit -"el día de la independencia", en sus palabras- no han prosperado: no es Sir Nigel y el Gobierno rechazó la demanda de su amigo y nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de nombrarlo embajador en Washington.

En un intercambio de mensajes con otro miembro del UKIP en la Cámara de los Lores, Carswell se burló de las pretensiones de Farage, preguntándose si había que condecorarlo "por sus servicios a quienes escriben los titulares" de los diarios.

Este martes, Carswell rechazó dimitir en un comunicado que rebosaba ironía.

"Estoy muy bien donde estoy. Estoy tratando de duplicar el número de la representación parlamentaria del UKIP. Desgraciadamente no lo conseguimos en Stoke", ciudad en el norte de Inglaterra que mayor apoyo dio al Brexit y que celebró esta semana la elección parcial de un diputado, con la derrota habitual del candidato del UKIP.

"Si (Farage) quiere venir", continuó Carswell, "y hablar de cualquier problema del grupo parlamentario del UKIP, estaré muy contento de responder. No le llevará mucho rato, sólo soy yo", afirmó.

Desde que consiguió su objetivo fundacional con el Brexit, el partido no ha vivido un momento de respiro.

Dos de sus europarlamentarios protagonizaron una pelea en octubre que acabó con uno de ellos, Steven Woolfe, en el hospital por un puñetazo.

Aquel episodio liquidó la prometedora carrera de Woolfe, el favorito a tomar las riendas del partido, que se alejó de la escena política.

Desde la dimisión de Farage, el partido ha tenido dos líderes: Diana James, que dimitió al cabo de 18 días, y Paul Nuttall, que encabezó la fracasada candidatura a diputado en Stoke.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP