La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, llamó este lunes a la "máxima moderación" a todas las partes en Bolivia y a nuevas elecciones, después que el presidente boliviano, Evo Morales, dimitiera la víspera por la presión de la calle y de los militares.

"Espero que en este momento extremadamente crítico para el país, todo el mundo ejerza la máxima moderación y sentido de responsabilidad dentro y fuera del país", dijo Mogherini tras una reunión de cancilleres europeos en Bruselas.

La funcionaria europea urgió así a todas las partes en el país andino "a encontrar su camino hacia unas elecciones creíbles que puedan celebrarse pronto" y abrió la puerta al envío de una misión de observación electoral europea.

"Si se nos pide que enviemos una y si las condiciones son las adecuadas, haremos todo lo posible para enviar una misión de observación electoral" de la Unión Europea (UE), apuntó Mogherini, tras conversarlo con los ministros.

Evo Morales, de 60 años, el presidente latinoamericano que llevaba más tiempo en el poder, renunció el domingo en medio de violentas protestas, y tras perder el apoyo del ejército y de la policía.

Horas antes, el primer mandatario indígena de Bolivia había llamado a nuevos comicios, después que la Organización de los Estados Americanos (OEA) apuntara a "serias irregularidades" en las elecciones del 20 de octubre.

Estas comicios habían otorgado a Morales, en el poder desde 2006, una victoria en primera vuelta frente a su principal rival Carlos Mesa, una reelección que desencadenó semanas de protestas en el país.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes