Navigation

La justicia española investiga al magnate ruso Fridman por la compra de los supermercados Dia

El empresario ruso Mijaíl Fridman, cofundador del Alfa Group, en una conferencia en Moscú el 17 de septiembre de 2019 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 24 octubre 2019 - 15:56
(AFP)

Ya inculpado por corrupción en España, el magnate ruso Mijaíl Fridman es objeto de una nueva investigación por la compra de la cadena de supermercados de bajo coste Dia, anunció este jueves la justicia española.

Un juez de instrucción de la Audiencia Nacional, alta jurisdicción especializada en asuntos financieros complejos, "ha iniciado la investigación de una denuncia contra el empresario Mijaíl Fridman y la sociedad Letterone en relación con la compra de Dia", adquirida en mayo mediante una oferta pública de adquisición hostil, explicó el tribunal en un comunicado.

Este anuncio se produce tres días después de que el magnate, séptima fortuna de Rusia, compareciera ante otro juez del mismo tribunal que lo inculpó por corrupción bajo sospecha de que maniobró para asfixiar económicamente al grupo español Zed con el objetivo de adquirirlo a bajo precio.

En el caso de Dia, la investigación se basa en una denuncia anónima que acusó a Letterone, propiedad de Fridman y su principal accionista antes de la OPA, de usar tretas financieras para "lograr la baja cotización de las acciones (de Dia), hasta lograr la compra de la compañía", según un auto judicial consultado por la AFP.

El Tribunal Supremo instruyó a la Audiencia Nacional a investigar el caso estimando que "se perfila la comisión de un delito de maquinaciones para alterar el precio de las cosas".

Según el reporte policial, citado por el Supremo, el magnate ruso habría actuado "de manera coordinada y concertada mediante un entramado societario criminal (...) con el fin de generar una situación de conflicto, provocar situaciones de bloqueo y a su vez de iliquidez a corto plazo de la compañía", para bajar el precio de las acciones y comprar la sociedad.

Las acusaciones "son totalmente falsas y difamatorias", respondió LetterOne en un comunicado, en el que afirmó que Dia "ha sufrido una mala gestión y se han revelado irregularidades contables que han impactado negativamente a todos los accionistas, incluido LetterOne".

El fondo estimó haber "perdido más que cualquier otro inversor en Dia". "Nos hemos comprometido a invertir 1.600 millones de euros para proteger puestos de trabajo y proveedores, mantener abiertas las tiendas y rescatar este supermercado español", agregó.

A través de su fondo LetterOne, con sede en Luxemburgo, Fridman controla compañías de telecomunicaciones, sanidad, distribución, hidrocarburos o finanzas. Es el fundador del mayor banco privado ruso, Alfa Bank.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.