Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una planta de energía solar en Hami, en el noroeste de China, en una imagen del 8 de mayo de 2013

(afp_tickers)

La "totalidad" de medidas 'antidumping' adoptadas por la Unión Europea contra las importaciones de paneles solares chinos, vendidas por debajo de su coste de producción, son válidas, indicó este martes el Tribunal General de la UE.

"El Tribunal General desestima todos los recursos [presentados por 26 empresas afectadas] y confirma la totalidad de los derechos definitivos establecidos por el Consejo [de la UE]", indicó en un comunicado la justicia europea.

La UE puso en marcha a finales de 2013 derechos de aduanas para estos productos con el objetivo de proteger la industria europea, aumentado los temores del inicio de una guerra comercial con Pekín.

En su fallo, los magistrados rechazan especialmente el argumento de los demandantes de que los derechos establecidos eran "excesivos" respecto al impacto real del perjuicio causado en la industria europea.

La sentencia llega días después que la Comisión Europea propusiera la supresión gradual a lo largo de 18 meses de estas medidas 'antidumping' y antisubvención, ya que algunas empresas europeas, dependientes de los paneles solares chinos, reclaman su supresión porque aumentan sus gastos.

Los países del bloque deben aprobar ahora esta propuesta de la Comisión. En un contexto de incertidumbre en el comercio internacional tras la elección de Donald Trump, visto como proteccionista, la UE parece querer aproximarse a China.

El comercio entre la UE y China alcanzó en 2015 los 520.000 millones de euros, pero los europeos acusan un déficit comercial de 180.000 millones.

AFP