Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Nawaf, un bareiní presunto miembro del grupo Estado Islámico, en la ciudad siria de Rmeilan el 13 de febrero de 2018

(afp_tickers)

Nawaf y Hasan abandonaron sus países para vivir en tierras del Estado Islámico. Ahora, tras ser capturados, aseguran que eran simples "empleados" del grupo, que no combatieron e incluso se definen como víctimas de un "califato" pervertido.

Como cientos de hombres de más de 40 nacionalidades, Nawaf, un bareiní de 22 años, y Hasán, un turco de 49, están recluidos en las cárceles del nordeste de Siria, a las que cada semana siguen llegando presos, a medida que las fuerzas arabo-kurdas apoyadas militarmente por los países occidentales avanzan en los últimos reductos controlados por el EI.

En el cuartel general de la policía de Rmeilan, los dos hombres esposados aparentan estar bien de salud. Visten ropa deportiva limpia.

Nawaf, con rostro aniñado y ojos claros, asegura que se unió al EI en 2015 para "defender a los musulmanes bombardeados". No aclara si se refiere al régimen de Damasco o a los países occidentales que comenzaron a atacar al EI un año antes.

Él se sentía atraído por el islam rigorista prometido por el "califato" y está de acuerdo con el velo integral impuesto a las mujeres. "Eso está bien", dice, "así no atraen sexualmente a la gente".

Pasó por Catar y por Turquía. Primero lo enviaron a combatir a Irak, un periodo sobre el que no habla. Luego fue a Raqa, la "capital" de facto del EI en el norte de Siria.

Asegura haber llevado "una vida normal", lejos de las ejecuciones y de los otros castigos infligidos por el EI. "Sólo los veíamos en los medios de comunicación o en las películas de propaganda", sostiene. Se casó con una kuwaití de 24 años con la que tuvo una niña.

Hasan, calvo, de ojos azules y barba recortada, se presenta como un civil disminuido por varias operaciones de espalda.

En 2015 llegó a Raqa, donde su mujer, uzbeka, ejerció de médica a domicilio. Él "trabaja como portero de un aparcamiento". "No combatía, no sabía nada" de las actividades del EI, asegura.

- 'Nadie se atrevía' -

A partir de ese año, el EI reivindicó atentados mortíferos en Europa. "No los apruebo", dice Nawaf. "Pero es la filosofía del EI, y nadie se atrevía a cuestionarla" por miedo a ser acusado de traición y ejecutado, recalca.

¿Eran tan subalternos y pacíficos como afirman? Varios indicios suscitan dudas.

Antes de Raqa, Hasan pasó por los campamentos de combatientes en Siria y en Turquía y vivió "con uzbekos" en Waziristán, una región tribal paquistaní. Allí los uzbekos son yihadistas con fama de violentos y estuvieron afiliados a Al Qaida durante mucho tiempo antes de pasarse al EI.

Nawaf se describe como "un simple empleado" de la Oficina de búsqueda del EI, encargada de precisar la doctrina islámica. Pero de aquella era un centro de poder muy influyente. Lo dirigía otro bareiní, su mentor Turki al Binali, uno de los principales dignatarios religiosos del EI.

Tanto Nawaf como Hasán salieron de Raqa en el verano de 2017 debido al avance de la coalición arabo-kurda de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS). Fueron exfiltrados por el EI al comienzo de la batalla y acabaron en la región de Mayadin, en la provincia oriental de Deir Ezzor, donde los yihadistas combaten entre sí -según ellos- en sangrientos ajustes de cuentas.

El miedo a ser víctimas de estas luchas les empujó a la huida.

En otoño, Hasan puso rumbo al norte en moto con su mujer. Los detuvieron en un retén kurdo y los separaron en detención.

Nawaf dio más de 4.000 dólares a un traficante que acabó "entregándolo" a las fuerzas kurdas cuando se disponía a cruzar la frontera turca en enero.

Ninguno de los dos sabe qué será de ellos, ahora que los países se resisten a repatriar a sus nacionales detenidos en Siria.

Ambos afirman haber pasado página. Los del EI "no son más que traidores, torturadores, no tienen nada de musulmán", dice Hasán, que quiere en el futuro "un buen lugar para practicar el islam".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP