Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Argentina Mauricio Macri asiste a su primera cumbre del Mercosur el 21 de diciembre de 2015 en Luque, Paraguay

(afp_tickers)

El nuevo presidente argentino, Mauricio Macri, pidió el lunes la "liberación de los presos políticos en Venezuela", un alegato que la canciller venezolana rechazó como injerencia, en una cumbre de Mercosur en Asunción dinamizada en lo comercial y volcánica en lo político.

La 49a cumbre de líderes del Mercosur terminó a media jornada marcada por la ausencia del mandatario venezolano, Nicolás Maduro, némesis ideológico del nuevo líder argentino.

"Pido expresamente a todos los presidentes la pronta liberación de los presos políticos en Venezuela", dijo Macri. "En los estados parte de Mercosur no puede haber lugar a persecuciones ideológicas".

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, respondió acusando a Macri de injerencia. "Usted está defendiendo la violencia política. No sé si ha visto estás imágenes. Esto no lo tomó el gobierno, esto lo tomó la agencia internacional AFP", añadió, mostrando fotografías de protestas violentas.

Setenta y cinco opositores venezolanos se encuentran en prisión. El más visible es el líder del ala radical de la oposición Leopoldo López, condenado en septiembre a casi 14 años de cárcel tras un juicio cuestionado por organizaciones de derechos humanos. El opositor alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, está bajo prisión domiciliaria.

En las recientes elecciones en Venezuela, el parlamento quedó ampliamente dominado por una oposición que promete aprobar cuanto antes una amnistía para estos presos.

Además de Macri, participaron los presidentes de los demás países del Mercosur: Dilma Rousseff de Brasil, Tabaré Vázquez de Uruguay y el anfitrión Horacio Cartes. También asistieron, como miembros asociados, Michelle Bachelet de Chile y Evo Morales de Bolivia.

En sus discursos, los demás presidentes se cuidaron de quedar al margen del altercado entre Argentina y Venezuela y destacaron los logros comerciales del bloque.

Sí acordaron, no obstante, revivir un protocolo de derechos humanos firmado hace 10 años y, en su declaración final, pidieron a los países que no lo han ratificado -Venezuela- hacerlo "a la brevedad posible".

El canciller Eladio Loizaga de Paraguay, país que entregó la presidencia temporal a Uruguay, había adelantado el domingo a los periodistas que los ministros discutieron el establecimiento de una comisión que vigile los derechos humanos, como las que existen en la ONU y la OEA: "También a nivel Mercosur quisiéramos tener un instrumento que pueda ir midiendo este compromiso".

Azuzado por periodistas, aclaró luego que "no existe ningún impasse" con el gobierno venezolano.

Los presidentes se reunieron en la sede de la Conmebol, en una isla diplomática ajena al drama del agresivo desborde del río Paraguay y los cerca de 65.000 desplazados que ha dejado la crecida solamente en Asunción, una ciudad colapsada este lunes por las inundaciones y una huelga general.

- Acuerdo con la UE -

Muy optimista en lo comercial gracias a la eliminación de las trabas arancelarias y la liberación del dólar por parte del nuevo gobierno argentino, el Mercosur avanzó hacia un tratado de libre de comercio con la Unión Europea y cortejó a la Alianza del Pacífico, otro influyente bloque conformado por Chile, Colombia, México y Perú.

Cartes dijo el lunes que el bloque cumplió "su objetivo de tener una oferta de bienes lista para ser presentada a la Unión Europea" y "está en condiciones de iniciar el intercambio de ofertas entre ambos bloques" en el primer semestre del año próximo.

"Están todos muy conformes con la posibilidad que se abre ahora de una Argentina integrándose de otra manera dentro del Mercosur, sin trabas", comentó el nuevo ministro de Hacienda argentino, Alfonso Prat-Gay, prometiendo retomar todos los asuntos comerciales que estaban "herrumbrados" tras años de proteccionismo comercial.

"Estamos poniendo mucho énfasis en la negociación de Mercosur con la UE, pero también creemos que hay un camino a través de la Alianza del Pacífico", aseguró.

Durante las reuniones ministeriales del domingo, también se discutió un acuerdo automotor entre Paraguay y Brasil que se concretará también el año próximo.

Además, Paraguay y Uruguay emplazaron a sus socios mayores a ratificar su compromiso de terminar con las trabas comerciales en la frontera y reiteraron su reivindicación histórica de la libre navegación en los ríos Paraguay y Paraná.

Ante sus pares del Mercosur, el nuevo presidente argentino Mauricio Macri pidió el lunes “la liberación de los presos políticos en Venezuela”, un reclamo que sostiene desde su campaña electoral y que Venezuela rechaza como una injerencia. (00:01:13)

AFP