Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Staffan de Mistura, enviado de paz de la ONU para Siria, da una rueda de prensa el pasado 12 de octubre en la ciudad suiza de Ginebra

(afp_tickers)

La próxima ronda de conversaciones sobre Siria tendrá lugar bajo la égida de la ONU a principios de 2016 en Ginebra, anunció este martes un portavoz de la ONU.

"Las conversaciones tendrán lugar en Ginebra, pero no tenemos aún las fechas exactas", indicó a AFP un portavoz, Rhéal LeBlanc.

Los 15 miembros del Consejo de Seguridad adoptaron el pasado 19 de diciembre por unanimidad, por primera vez en casi cinco años de conflicto, una resolución que establece una hoja de ruta para encontrar una solución política al conflicto.

El texto prevé negociaciones entre la oposición y el régimen, un cese el fuego, la formación de un gobierno de transición en los próximos seis meses y elecciones en los próximos 18 meses.

Las grandes potencias quieren acelerar el paso con el objetivo de lanzar las discusiones "a principios de enero de 2016", que coincidan con un alto el fuego bajo la égida de la ONU en toda Siria. Este conflicto ha dejado más de 250.00 muertos y millones de desplazados.

Sobre el terreno, nueve alumnos murieron este martes en un ataque con cohetes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) contra una escuela de la ciudad de Deir Ezzor, en el este de Siria, anunció la agencia de prensa oficial siria.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) dio el mismo balance de víctimas, pero añadió que los disparos también dejaron 20 heridos, en su mayoría alumnos, en el barrio de Hrabech, controlado por el régimen. "Es probable que el balance empeore porque algunos heridos están en un estado grave", precisó a la AFP el director de esa ONG, Rami Abdel Rahman.

Damasco condenó "un ataque terrorista" y el primer ministro Wael al Halaqi aseguró que "los cohetes de los terroristas" no impedirán que el gobierno lleve a cabo su "misión educativa".

Desde 2013, los combatientes del EI controlan casi toda la provincia petrolera de Deir Ezzor, aunque la mitad de su capital está en manos de las fuerzas gubernamentales.

- Más de 2.000 muertos -

La provincia ha sufrido numerosos bombardeos de la coalición internacional antiyihadista liderada por Washington y de Rusia, que apuntan a las actividades petroleras del EI.

Solo los ataques aéreos lanzados por Rusia en territorio sirio han provocado 2.132 muertos, entre los que casi un tercio son civiles, desde el comienzo de la intervención militar de Moscú el 30 de septiembre, informó este martes el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

En estos ataques murieron 598 miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI), y más de 824 combatientes del Frente Al Nosra, rama local de Al Qaida, y de otros grupos rebeldes, precisó el OSDH. La ONG con sede en Gran Bretaña, que dispone de una vasta red de fuentes médicas y de militantes en Siria, censó unas 710 víctimas civiles, entre las cuales 161 menores de 18 años y 104 mujeres.

Rusia, que intervino en este conflicto para ayudar al régimen de Bashar al Asad, afirma que su objetivo son el EI y otros grupos "terroristas", es decir, opositores al poder. No obstante, los occidentales y los militantes sirios acusan a la coalición internacional antiyihadista de concentrar sus bombardeos sobre los rebeldes calificados como "moderados".

AFP