Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Vista de un distrito de Malabo, Guinea Ecuatorial, 22 de abril de 2016

(afp_tickers)

Naciones Unidas apoyará a Guinea Ecuatorial en sus "esfuerzos de estabilización", aseguró François Lounceny Fall, enviado especial de la ONU a este país petrolero africano tras el "golpe de Estado" que sus autoridades aseguran haber desbaratado a fines de diciembre.

El diplomático guineano indica haber recibido "garantías" del presidente ecuatoguineano, sin precisar la naturaleza de estas "garantías", tras una breve visita a Guinea Ecuatorial.

"Nos vamos reconfortados por las garantías que hemos recibido del presidente de la República, y puedo decir que Naciones Unidas seguirá apoyando a Guinea Ecuatorial en sus esfuerzos de estabilización", afirmó Lounceny Fall al terminar su visita y tras una entrevista con el presidente Teodoro Obiang Nguema, en una intervención en la televisión de Estado.

Las primeras informaciones del presunto golpe de Estado se filtraron con la detención por la policía camerunesa de una treintena de hombres armados, el 27 de diciembre en la frontera con Guinea Ecuatorial, cerca de Ebibeyin.

El principal partido de la oposición ecuatoguineana, Ciudadanos por la Innovación (CI), que rechaza cualquier implicación en los presuntos disturbios en esta excolonia española de 1,2 millones de habitantes, criticó el martes las declaraciones de la ONU.

"[El emisario de la ONU] tendría que haber hablado con nosotros, tendría que habernos escuchado. Tiene que saber que más de 200 militantes nuestros han sido detenidos y bien torturados. Para nosotros es una decepción que abandone [Guinea] sin entrevistarse con nosotros", declaró a la AFP Gabriel Nse Obiang, el líder nacional del CI.

El partido opositor asegura que decenas de sus militantes fueron detenidos en estas últimas semanas, y que intentó sin éxito, hasta el sábado, reunirse con Fall.

Reelegido en abril de 2016 con más del 90% de los sufragios, Teodoro Obiang Nguema, de 75 años, y decano de los jefes de Estado africanos en términos de longevidad en el poder, dirige al país petrolero de África Central con mano de hierro desde su llegada a la presidencia en 1979 mediante un golpe de Estado.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP