AFP internacional

Policías austríacos montan guardia en la entrada de la sede de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el 24 de mayo de 2017 en Viena

(afp_tickers)

Los países de la OPEP y sus socios se encaminaban este miércoles en negociaciones de última hora hacia una prórroga de nueve meses de su acuerdo para limitar la producción de crudo, antes de tomar una decisión definitiva el jueves.

Frente a la caída de precios provocada por la producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros grandes países petroleros mundiales, entre ellos Rusia, acordaron en 2016 limitar su producción para drenar las existencias y apoyar los precios al alza, un pacto que ahora quieren renovar.

"Tomamos nota del nivel elevado de las reservas mundiales y consideramos que es necesario extender la duración del acuerdo", dijo en un comunicado el comité que controla el cumplimiento del pacto, reunido este miércoles en Viena.

La declaración va en la línea de lo que han repetido muchos de los ministros de la OPEP en las últimas horas en la capital austriaca, antes de las reuniones oficiales del jueves.

Los 24 países que firmaron el pacto han respectado sus compromisos de limitar la producción "a más del 100%", dijo el comunicado, significando que muchos han incluso rebasado sus objetivos.

La prórroga, que se está gestando en negociaciones de última hora en hoteles y despachos de Viena, tiene también el objetivo de tranquilizar a los mercados, que dudan de la capacidad del cártel para influir en el precio del barril.

"Todo irá bien", aseguró el ministro ruso de Energía, Alexandre Novak a la prensa, y explicó que desde principios de mayo Rusia ha rebajado su producción en 310.000 barriles diarios con respecto a octubre 2016, más que el objetivo inicial de 300.000.

Por su parte el nuevo ministro de Hidrocarburos de Ecuador, Carlos Pérez, también apuntó a que habrá acuerdo. "Hay consenso para los nueve meses, había una propuesta de seis, pero el consenso está para los nueve meses", aseguró.

El precio del barril ronda los 50 dólares desde principios de año, muy lejos de los 100 que llegó a alcanzar en 2014.

AFP

 AFP internacional