Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La portavoz opositora Farah Atasi, junto a sus compañeros de delegación Riyad Naasan Agha (centro) y Salem al Meslet durante una rueda de prensa frente a la sede de la ONU en Ginebra, este martes 2 de febrero

(afp_tickers)

Las negociaciones de paz en Siria sufrieron un frenazo en seco este martes después de que la oposición exigiera en Ginebra nuevas medidas urgentes en favor de la población civil, mientras que el régimen aseguraba que no tiene con quién negociar.

El emisario de la ONU Staffan de Mistura, que abrió formalmente las discusiones indirectas el lunes, se reunió durante más de dos horas con la delegación del Gobierno. El lunes había hecho lo mismo con los opositores.

El resultado de esas primeras tentativas fue un sonoro fracaso. "Estamos aún en la fase preparatoria de las negociaciones indirectas. Todavía estamos esperando saber con quién vamos a negociar y la agenda", explicó el embajador sirio ante la ONU, Bashar Al Jaafari. La otra parte, dijo el diplomático, "no es seria" y no abordan "las cuestiones como políticos profesionales".

El jefe de la diplomacia rusa, Sergei Lavrov, saludó en Abu Dhabi el inicio del proceso, pero advirtió que los opositores que han acudido a Ginebra no deben ser considerados negociadores, sino que están ahí "a título personal".

La composición de la delegación del Alto Comité de Negociaciones (ACN), que incluye a políticos y representantes de grupos armados, es criticada duramente por Damasco y sus aliados, que consideran "terroristas" a algunos de sus interlocutores.

La oposición denuncia el sufrimiento inenarrable de la población civil. En cinco años, la guerra ha causado más de 260.000 muertos y unos 4,2 millones de refugiados o desplazados.

- El dilema de la oposición -

La partida ha comenzado con ventaja negociadora para el régimen. La oposición aparece dividida entre su anhelo de no bloquear un proceso de paz y sus exigencias para que la situación mejore inmediatamente sobre el terreno.

Este martes, sus representantes decidieron no acudir a la cita en el Palacio de Naciones de la ONU convocada por De Mistura. "Hemos presentado nuestras exigencias", y "no hay ninguna razón para repetir la misma cosa con De Mistura", explicó la portavoz del ACN, Farah Atassi.

Otra portavoz de la oposición, Basma Kodmani, denunció las operaciones militares "sin precedentes" del ejército sirio y la aviación rusa contra las ciudades de Alepo y Homs.

"Pensamos que el plazo es quizás demasiado corto para que De Mistura obtenga algo de los socios internacionales, de Rusia y del régimen. Por lo tanto le damos un día más antes de reunirnos", dijo Kodmani.

El ACN plantea tres exigencias esenciales a su parecer: que el régimen levante los asedios militares a las ciudades y zonas en poder de los grupos guerrilleros, la liberación de presos y el cese de los bombardeos.

Ante el Palacio de las Naciones, con el suelo lleno de fotografías desgarradoras de niños sirios víctimas de los bombardeos, los opositores denunciaron que el régimen y sus aliados rusos han cometido "nuevas masacres".

Las fuerzas del Gobierno sirio tomaron varios pueblos situados al norte de la ciudad de Alepo (en el norte del país), en un intento por poner fin a un largo asedio rebelde a dos localidades chiíes.

Este martes, la agencia estatal siria SANA dijo que las tropas del Gobierno, apoyadas por milicias prorrégimen, "restablecieron la seguridad y la estabilidad en el pueblo de Hardatnin". Previamente tomaron otros dos poblados en la zona, que sufrió en poco más de 24 horas un total de 270 bombardeos rusos, según un recuento del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

- Diálogo indirecto -

La estrategia del enviado especial de la ONU es instaurar un diálogo indirecto entre ambas partes, con emisarios encargados de llevar mensajes de un lado al otro. Según anunció, está previsto que las conversaciones duren seis meses. El objetivo es acordar una autoridad de transición que organice elecciones a mitad de 2017.

El jueves está prevista una conferencia de donantes en Londres, en la que se espera recabar fondos para ayudar a los 13,5 millones de personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad en Siria. El año pasado, la ONU y sus agencias reclamaron 8.400 millones de dólares para los sirios, pero sólo recibieron unos 3.300 millones.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP