Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier , y su homólogo británico, Boris Johnson, en el Consejo de Asuntos Exteriores en el Consejo Europeo, en Bruselas, el 16 de enero de 2017

(afp_tickers)

La OTAN reiteró este lunes su "confianza absoluta" en el compromiso de Estados Unidos con la Alianza Atlántica, pese a las críticas del próximo presidente estadounidense, Donald Trump, que la calificó en una entrevista de "obsoleta".

El secretario general de la Alianza Atlántica "confía absolutamente en que la nueva administración estadounidense continuará comprometida con la OTAN", declaró su portavoz, Oana Lugescu, que subrayó las "ganas" de Jens Stoltenberg de trabajar "con el presidente electo" y "su equipo de seguridad".

Tras un encuentro con Stoltenberg, el jefe de la diplomacia alemana, Fran-Walter Steinmeier, expresó que existía cierta inquietud en la OTAN por las palabras del próximo mandatario estadounidense.

"Las declaraciones del presidente electo Trump, que considera obsoleta a la OTAN, han sido recibidas con preocupación", dijo Steinmeier a su llegada a una reunión de ministros de Exteriores de la UE en Bruselas.

Para Steinmeier, las declaraciones de Trump entran "en contradicción con lo que el (próximo) secretario de Defensa estadounidense dijo durante su audiencia en Washington hace solo unos días". "Veremos cuáles son las consecuencias para la política estadounidense", agregó.

Aunque la reunión de este lunes de los ministros de Exteriores europeos está dedicada a la situación en Siria y en Oriente Medio, la entrevista del presidente electo de EEUU a los diarios The Times y Bild podría "influir" en la reunión, ante la "agitación" generada en Bruselas, apuntó.

"La OTAN tiene problemas, está obsoleta, en primer lugar porque fue creada hace muchos, muchos años" y "porque no se ocupó del terrorismo", dijo Trump, aunque reconoció que la Alianza Atlántica es "muy importante".

Además, criticó de nuevo la contribución económica de sus socios transatlánticos, que "no pagan lo que deberían". Sólo cinco de los 28 países de la OTAN (EEUU, Reino Unido, Estonia, Grecia y Polonia) destinan al menos el 2% de su PIB a gasto militar, como plantea la Alianza Atlántica.

El ministro de Exteriores español, Alfonso Dastis, urgió por su parte a esperar a que Trump asuma su cargo este viernes. "A medida que Donald Trump vaya conociendo la UE y la OTAN desde dentro y participando en sus trabajos, yo espero que cambie de opinión", aseguró en Bruselas.

En esta línea, su homólogo belga, Didier Reynders, señaló que la cumbre de la OTAN prevista a mediados de año en Bruselas será la ocasión de abordar "realmente" la situación con Trump.

AFP