Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Entrada de una planta frigorífica de JBS en Samambaia, Brasil, el 17 de marzo de 2017

(afp_tickers)

La policía brasileña lanzó este viernes una operación para investigar si el gigante cárnico JBS utilizó información privilegiada para beneficiarse en el mercado del impacto de las explosivas confesiones de sus ejecutivos, que tienen contra las cuerdas al `presidente Michel Temer.

"Hay indicios de que esas operaciones ocurrieron con uso de informaciones privilegiadas, generando ventajas indebidas en el mercado de capitales en un contexto en el que casi todos los inversores tuvieron perjuicios financieros", afirmó la Policía Federal en un comunicado.

Los agentes acudieron en la mañana a la sede del grupo en Sao Paulo, donde aprehendieron material y condujeron a declarar a cuatro personas.

La investigación, que estudia movimientos financieros tanto de JBS como de su controladora FB Participaciones, se inició el pasado 19 de mayo en conjunto con la Comisión de Valores Mobiliarios, que tenía ya cinco procesos abiertos para investigar las dos operaciones bajo sospecha.

La primera corresponde a una venta de acciones de JBS realizada por su controladora en abril, en pleno periodo de recompra de títulos de la empresa, mientras que la segunda trata de la adquisición de dólares en el mercado futuro entre final de abril y mediados de mayo de 2017.

Justo en ese momento, los directivos del grupo Joesley y Wesley Batista negociaban con la Justicia un acuerdo de delación premiada por el que confesaron varios actos de corrupción a cambio de su libertad.

El escándalo estalló finalmente en la noche del 17 de mayo -dos días antes de que la policía abriera su investigación-, cuando el diario O Globo publicó una conversación grabada por Joesley en la que Temer parecía darle su aval para comprar el silencio de un exdiputado preso.

La filtración desató un terremoto político que todavía tiene la continuidad del gobierno conservador pendiente de un hilo y derrumbó inmediatamente los mercados. Al día siguiente, la Bolsa de Sao Paulo tuvo que interrumpir durante un tiempo sus operaciones y acabó cerrando con una caída del 8,8%, mientras que el real perdió un 7,7%.

En plena lucha por su supervivencia, el propio Temer acusó poco después al empresario cárnico de haber cometido "el crimen perfecto" porque, consciente del "caos" que generaría en Brasil su grabación, obtuvo beneficios millonarios "en menos de 24 horas".

Tras la operación policial, JBS afirmó estar colaborando con la Justicia y recordó que todas sus operaciones "de compra y venta de monedas, acciones y títulos (...) siguen las leyes que regulan esas transacciones".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP