Navigation

La policía busca confirmar la identidad del autor de los asesinatos de Marsella

Pasajeros junto a la estación central de Marsella, donde un hombre mató a dos mujeres, el 1 de octubre de 2017. El atacante fue después abatido por la policía y el ataque ha sido reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico afp_tickers
Este contenido fue publicado el 02 octubre 2017 - 13:12
(AFP)

El asesino de dos mujeres en la estación central de Marsella (sur de Francia), acción reivindicada por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), tenía un pasaporte tunecino y los investigadores intentaban este lunes confirmar su verdadera identidad.

Una fuente cercana a la investigación indicó sin embargo que no se estableció por el momento "ningún vínculo" entre el autor del asesinato y el grupo EI.

Las víctimas del ataque fueron dos mujeres de 20 años, primas entre ellas, una de las cuales era oriunda de la ciudad de Lyon, según las mismas fuentes.

Una de las jóvenes, estudiante de medicina en Marsella, había recibido la visita de su prima y ambas se encontraban en la estación de trenes de Marsella cuando fueron asesinadas.

En un contexto de continua amenaza yihadista en Francia desde 2015, los investigadores tratan de determinar la personalidad y el pasado del autor del ataque, cometido al grito de "Alá Akbar".

El lunes, el fiscal a cargo de la investigación, François Molins, reveló que el atacante, que fue abatido el domingo por militares, había sido detenido brevemente dos días antes en Lyon (centro-este) por robo.

El agresor, extranjero y en situación irregular, era conocido desde 2005 por los servicios de la policía, bajo siete identidades diferentes, por delitos de derecho común.

Al ser detenido en Lyon, durante el interrogatorio, el hombre había presentado un pasaporte tunecino a nombre de Ahmed H., reveló el fiscal. Según este documento, había nacido el 9 de noviembre de 1987 en Bizerta, Túnez.

El hombre había afirmado que vivía en Lyon y no tenía domicilio fijo ni empleo, indicó la fiscalía.

Ahmed H. declaró además que era divorciado y consumía drogas.

Las investigaciones "siguen su curso para determinar la autenticidad" del pasaporte, que el agresor no llevaba consigo en el momento del ataque, según el fiscal Molins.

"Esta identidad y los diferentes alias utilizados" por el individuo "no eran conocidos por los servicios antiterroristas", declaró el fiscal.

- "Acto bárbaro" -

El domingo, hacia las 13H45 locales (11H45 GTM), el agresor estaba sentado en un banco cuando "de pronto se levantó" y se dirigió hacia "una primera víctima a la que asestó varias cuchilladas, antes de salir corriendo y (...) luego volver sobre sus pasos y agredir a una segunda víctima a la que igualmente asestó varias cuchilladas violentas" con un puñal de 20 cm, relató el fiscal.

Una peatona intentó intervenir golpeando al agresor con un mástil de bandera. El hombre se dirigió enseguida hacia una patrulla policial, antes de ser abatido.

El presidente francés, Emmanuel Macron, se declaró "profundamente indignado por este acto bárbaro". La ministra de las Fuerzas Armadas, Florence Parly, saludó el "profesionalismo" de los militares que abatieron al agresor.

Este nuevo atentado tuvo lugar dos días antes de que la Asamblea Nacional francesa vote un controvertido proyecto de ley antiterrorista, que pretende incluir en el derecho común ciertas medidas del estado de emergencia instaurado por el anterior gobierno socialista, tras los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París (130 muertos).

Además, este lunes se iniciaba el juicio por complicidad contra el hermano de Mohamed Merah, que mató en nombre de la yihad en marzo de 2012 a siete personas, entre ellos tres niños de una escuela judía en Toulouse (sur) y sus alrededores.

Desde entonces, Francia fue golpeada por varios atentados, además del de noviembre de 2015, como el de enero del mismo año (17 muertos) contra el semanario satírico Charlie Hebdo y un supermercado judío de París.

El grupo EI, en vías de derrota militar en Irak y Siria -donde proclamó en 2014 un califato-, sigue amenazando a Francia con represalias por su participación en la coalición militar internacional que opera en estos dos países.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.