La policía francesa desmanteló el jueves dos enormes campamentos de migrantes en el norte de París y evacuó de ellos a 1.600 personas, un día después de que el gobierno revelara una serie de medidas para "recuperar el control" de la inmigración.

Alrededor de 600 policías evacuaron a los migrantes, que vivían en tiendas de campaña en la calle y los llevaron en autobuses a albergues temporales, comprobó un periodista de la AFP.

Muchos de los migrantes, entre los que había familias con niños, dijeron que venían de Afganistán o del África subsahariana.

"No puedo permitir una situación tan peligrosa como esta. Todo esto no puede durar", dijo el jefe de policía de París, Didier Lallement, a los periodistas.

Fue la comisaría de policía quien emitió la orden de evacuación, tras considerar que los campamentos estaban creciendo demasiado y registrando hechos de "delincuencia".

Datos oficiales apuntan que ha habido 213 agresiones en este sector del norte de París desde principios de año.

Muchos de estos migrantes huyen de la guerra y la miseria en África u Oriente Medio y buscan un lugar para instalarse en Europa.

Awa, una marfileña de 32 años que fue evacuada este jueves, dijo que había estado durmiendo en una tienda de campaña en este campamento de la Porte de la Chapelle, al norte de París, desde que llegó a Francia hace un año.

"Está lloviendo, hace frío. No sé adónde iré, pero estoy contenta de marcharme porque esta noche tendré un techo", dijo a la AFP mientras hacía fila para subirse a un autobús, llevando con ella sólo una mochila.

El gobierno del presidente Emmanuel Macron anunció el miércoles un plan para controlar mejor la inmigración, que responde a la voluntad del gobierno de no dejar el monopolio de este tema a la extrema derecha, con vistas a las elecciones presidenciales de 2022.

"Queremos recuperar el control de nuestra política migratoria", dijo el primer ministro Edouard Philippe.

El ministro del Interior, Christophe Castaner, había advertido el miércoles que los diversos campamentos que albergan hasta 3.000 inmigrantes en el noreste de París serían evacuados "antes de finales de año".

Castaner también dijo que se pondrían a disposición 16.000 plazas en tres nuevos centros de migrantes, un esfuerzo para evitar que los migrantes establezcan nuevos asentamientos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes