Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro británico, David Cameron (dcha), y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, junto al número 10 de Downing Street, en el centro de Londres, el 31 de enero de 2016 antes de una reunión

(afp_tickers)

La Unión Europea (UE) "no tiene aún garantías" de que los jefes de Estado y de Gobierno del bloque alcancen un acuerdo en cumbre sobre los reclamos de Gran Bretaña para evitar su salida de la UE, que la jefa de Gobierno alemana, Angela Merkel, apoyó públicamente.

A 24 horas de que comience la cumbre "crucial" para la Unión Europea (UE), el presidente del Consejo, Donald Tusk, que presidirá el cónclave, señaló que "aún no hay garantías" de alcanzar un acuerdo. "Tenemos diferencias sobre algunos puntos y estoy consciente de que será difícil superarlos", escribió Tusk en su carta de invitación a la cumbre pidiendo a los jefes de Estado que sean "constructivos".

Antes, la jefa de Gobierno alemana dio un respaldo de peso a los pedidos de reforma del primer ministro británico, David Cameron. "No se trata solo de intereses particulares de los británicos sobre ciertas cosas, en algunas cuestiones es más bien al contrario. Muchos puntos están justificados y son comprensibles", dijo la canciller ante el Bundestag en un discurso en el que expuso la posición de Berlín.

Cameron prometió, antes de las elecciones de mayo pasado en Gran Bretaña y presionado por los euroescépticos, organizar un referendo sobre la permanencia del país en la Unión Europea.

De cara al referendo pidió reformas a la Unión Europea en cuatro sectores: salvaguardas para los países que no utilizan el euro -y que las decisiones de los 19 países que utilizan la moneda única no se haga en detrimento de los otros-, aumentar la competitividad -sobre lo que los 28 están de acuerdo- y una opción de mantenerse al margen de una mayor integración de la UE.

Finalmente pidió que se limiten los beneficios sociales a los extranjeros en Gran Bretaña, lo que se convirtió en el reclamo más controvertido. Con este pedido apunta a limitar el acceso a las ayudas sociales y subsidios habitacionales de los trabajadores del resto de Europa. Esto provocó encendidas críticas en todo el bloque, en particular en el Este, en donde las tacharon de discriminatorias.

El reclamo recibió, al igual que los otros, el respaldo de Merkel, que admitió que la polémica reforma es "justificable". "Es justificado y comprensible porque la jurisdicción de cada sistema de seguridad social respectivo no depende de Bruselas sino de cada estado independiente", agregó.

Los reclamos reflejan la tradicional visión de Londres de lo que debería ser la Unión Europea -un gran mercado abierto- de los que en el Continente quieren hacer del bloque -una unión más política-.

A principios de febrero Tusk hizo una serie de propuestas, base de discusión para los mandatarios este jueves y viernes. Desde entonces los diferentes protagonistas multiplicaron las consultas y los viajes para intentar obtener apoyos y limar las diferencias antes de la cumbre.

- Un batallón de abogados -

La cumbre, según diferentes fuentes diplomáticas consultadas en Bruselas, se anuncia "complicada", aunque señalan que una salida de Gran Bretaña de la UE sería peor que las concesiones que deben hacer los Estados miembros para que permanezca en el bloque. "La Unión Europea talló un traje a la medida de Gran Bretaña", observó un diplomático comentando las propuestas de reforma que atienden los reclamos de Cameron.

El jueves los jefes de Estado y de Gobierno tendrán una primera sesión de trabajo sobre las reformas. Por la noche, señalan los organizadores, habrá reuniones bilaterales para limar las diferencias.

En una sala contigua, explicaron fuentes europeas, habrá un "batallón de abogados" encargados de traducir las decisiones que se tomen en textos legales "vinculantes e irreversibles".

Previo a la cumbre surgió otra inquietud, un posible efecto dominó de las reformas reclamadas hacia otros miembros del bloque. Fuentes diplomáticas señalaron que se abocaban a restringir únicamente a Gran Bretaña el acuerdo obtenido para que lo que obtenga Londres no incite a otros Estados miembros a reclamarlo para ellos.

"Estamos hablando únicamente del acuerdo con Gran Bretaña y para nosotros es una condición muy importante para las próximas discusiones", que sea únicamente para Londres, señaló Manfred Weber, el jefe de la bancada conservadora del Parlamento Europeo, el Partido Popular Europeo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP