Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente electo argentino, Mauricio Macri, en la residencia presidencial de Olivos, donde se reunió con la presidenta saliente, Cristina Fernández de Kirchner, el 24 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

La Unión Europea (UE) espera que la elección del liberal Mauricio Macri en los comicios presidenciales de Argentina el domingo pasado, aporte un nuevo impulso a las negociaciones con el Mercosur, del que esperan "mayor ambición" en su oferta.

"Todos los representantes de los Estados miembros reiteraron" en una reunión de ministros de Comercio este viernes en Bruselas, "que hay un viento nuevo que sopla en América Latina", dijo el ministro luxemburgués, Jean Asselborn, cuyo país ocupa la presidencia rotativa de la UE.

"Los electores de algunos países hicieron una elección y quizás esta elección nos permita esperar que podamos avanzar en una mejor dirección", añadió en una conferencia de prensa.

Ambos bloques habían decidido en junio intercambiar las ofertas arancelarias en el tercer trimestre de este año. Pero la oferta del Mercosur de una apertura del 87% de su mercado es considerada por algunos Estados miembros como insuficiente. La UE propone, por su parte, un 91,5% de apertura.

El debate de los ministros este viernes fue sobre la posibilidad de reanudar las negociaciones, con las ofertas actuales. "Tuvimos un debate sobre reanudar una negociación... Sería la tercera vez (...) No puedo decirles concretamente cuál es el resultado (del debate)", explicó Asselborn.

Las negociaciones para un acuerdo comercial entre los dos bloques se reanudaron en 2010 tras una suspensión de seis años. En los últimos años se anunció como inminente un intercambio de ofertas.

El ministro luxemburgués señaló que en la reunión quedó en evidencia que "hay muchos países que están a favor de reanudar, algunos expresan reservas sobre la oferta y otros son reticentes".

"Lamentablemente, Francia ha decidido no apoyar la apertura de negociaciones", dijo a la prensa el secretario de Estado de Comercio español, Jaime García-Legaz, quien admitió que la posición de París "es una mala noticia (...) y señal" para el Mercosur.

Fuentes europeas señalaron que además de Francia, Irlanda, Polonia o Hungría no están convencidas con la oferta del Mercosur. La decisión de proceder al intercambio de ofertas, abriendo así concretamente las negociaciones, recae en la Comisión Europea, que tiene el mandato de negociación.

Pero, para tener el pleno respaldo de los Estados miembros, la comisaria de Comercio europea, Cecilia Malmstrom, debe "convencer" a las 28 capitales de "que la propuesta es lo suficientemente interesante", explicó una fuente europea.

"Veremos" si el intercambio se produce antes de fin de año, se contentó con responder Malmstrom, interrogada este viernes sobre esta eventualidad. Tampoco definió los próximos pasos que dará la UE.

A pesar de que una mayoría de países está a favor de reanudar las negociaciones, como señaló el secretario de Estado alemán para asuntos económicos, Matthias Machnig, "no se decidió nada" en la reunión de este viernes. Algunos países, señaló en rueda de prensa, "estiman que la oferta es insuficiente. Se esperaba un 90%" de apertura. "Veremos si el Gobierno argentino está listo para hacer concesiones" y mejorar la oferta, agregó.

Quince años después de iniciarse los contactos, se está "en la misma situación que en 2004 y 2010", dijo una fuente diplomática. "Apenas avanzamos. 87% no es una primera oferta, es una oferta después de 15 años de negociaciones", estimó.

En la reunión de ministros de este viernes, "la discusión no ha avanzado. No se dan las condiciones" para dar el próximo paso, indicó otra fuente europea. Para la Comisión, "es importante que las dos partes estén seguras del nivel de ambición de sus ofertas respectivas".

AFP