Navigation

La UE alerta de una posible alza de las demandas de asilo por el coronavirus

Una sanitaria se dispone a tomar una muestra de una paciente para someterla a una prueba de COVID-19 el 8 de mayo de 2020 en su casa en Medellín, Colombia afp_tickers
Este contenido fue publicado el 12 mayo 2020 - 08:59
(AFP)

El riesgo de propagación del coronavirus en los países pobres y un eventual resurgir del grupo yihadista Estado Islámico (EI) podrían traducirse en un alza de las demandas de asilo en Europa "a medio plazo", indicó este martes la agencia europea de asilo.

"La suspensión de las operaciones de la coalición global en Oriente Medio ha dejado un vacío de poder que el EI está buscando explotar", señaló la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO) al publicar un informe sobre el impacto de la COVID-19.

Para esta agencia, un resurgir del EI junto a "la posible escasez de alimentos y desestabilización de la seguridad en caso de que la COVID-19 se arraigue en países de menores ingresos podría provocar un aumento de la migración relacionada con el asilo".

Este aumento sería "a medio plazo", precisa la EASO, que, a finales de abril, ya indicó que el cierre de las fronteras de la UE y la anulación de vuelos se tradujo en la reducción en un 43% de las demandas de asilo en marzo, hasta las 34.737.

Antes de la irrupción de la pandemia, sirios (14.441), afganos, (13.245), colombianos (10.155) y venezolanos (10.098) fueron los que más solicitaron el asilo en enero y en febrero, representando el 38% del total de las demandas durante ese período.

Para la agencia europea, los principales países de origen de solicitantes de asilo en los 27 países de la UE, así en como Noruega y Suiza, "tienen una vulnerabilidad media a alta" a riesgos como las infecciones y "carecen de capacidad para hacer frente".

La agencia cita así un menor ratio de camas de hospital y de personas, así como la falta de acceso a instalaciones para lavarse las manos, las condiciones de hacinamiento y los bajos niveles de alfabetización, entre otros factores.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.