Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un grupo de inmigrantes llega en una balsa hinchable a la isla griega de Kos el 19 de agosto de 2015

(afp_tickers)

La Unión Europea (UE) dio este viernes tres meses a Grecia para que resuelva las "serias deficiencias" en la protección de su frontera marítima con Turquía, por donde llegan decenas de miles de migrantes, una situación que, según la UE, pone en peligro el espacio sin fronteras de Schengen.

El Consejo de la UE, que representa a los 28 países miembros del bloque, adoptó este viernes las recomendaciones de la Comisión. Atenas votó en contra y Nicosia se abstuvo, según fuentes europeas.

Si Grecia no las aplica en los próximos tres meses, la Comisión podría ordenar la reinstauración de controles fronterizos en el interior de la zona Schengen por hasta dos años.

La decisión del viernes allana el camino a la aplicación del artículo 26 del código Schengen, por el que la Comisión tiene el poder de reintroducir los controles fronterizos por un periodo de seis meses renovable sin que exceda los dos años.

En un informe, la Comisión reconoce la presión migratoria sin precedentes a la que está sometida Grecia. En 2015 casi 900.000 migrantes llegaron a ese país cruzando el mar Egeo desde Turquía.

"El flujo masivo es tal que habría colocado el control de la frontera exterior de cualquier Estado miembro bajo una presión extrema", admiten los 28 en un documento publicado tras aprobar la decisión.

Sin embargo, en el documento consideran como una prioridad la resolución de algunas fallas para no poner en peligro el principio de libre circulación en el interior del espacio Schengen, uno de los pilares de la construcción europea.

La llegada masiva de migrantes llevó a que cinco países de la zona Schengen -compuesta por 22 países de la UE así como por Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza- reintrodujeran los controles fronterizos, entre ellos Alemania, Austria y Suecia.

Francia los reintrodujo el 13 de noviembre, de cara a la cumbre del clima COP21 y casualmente pocas horas antes de los atentados yihadistas que dejaron 130 muertos en París. "El funcionamiento global del espacio Schengen está en grave peligro, hay que actuar de manera urgente", subrayaron.

La Comisión identificó cincuenta puntos a mejorar con motivo de una visita sorpresa en noviembre de 2015 a varios puestos de control griegos, tanto en las islas como en el continente.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP