Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici (dcha.), charla con los ministros de Finanzas holandés, Jeroen Dijsselbloem, y sueca, Magdalena Andersson, durante una reunión del Ecofin en Bruselas, el 21 de febrero de 2017

(afp_tickers)

Los países de la Unión Europea (UE) aprobaron este martes en Bruselas una nueva medida de lucha contra la optimización fiscal, que busca impedir a las empresas aprovecharse de los diferentes regímenes fiscales de los países de dentro y fuera del bloque para pagar menos impuestos.

"Celebro el acuerdo alcanzado hoy, que representa un paso más en el combate que llevamos a cabo contra el fraude y la evasión fiscal", declaró el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, tras la votación celebrada durante una reunión de los ministros de Finanzas europeos.

Este proyecto de directiva, sobre el que deberá pronunciarse ahora la Eurocámara, busca impedir el uso de los denominados "dispositivos híbridos", incluso en terceros países, cuyo uso puede implicar una erosión de las bases imponibles de las empresas contribuyentes en la UE.

Con estas nuevas reglas, de las cuales la mayor parte debería entrar en vigor en 2020, los 28 extienden a países externos al bloque su lucha contra la optimización fiscal. En julio de 2016, la organización supranacional ya abordó las diferencias entre los distintos sistemas de imposición dentro de la unión.

Asimismo, los ministros de Finanzas europeos debatieron este martes los criterios para establecer una futura lista negra de paraísos fiscales, entre los que no figura la tasa cero en el impuesto de sociedades, que pasa a ser un "indicador".

Bruselas inició en 2016 una evaluación para determinar el riesgo en los países de fuera del bloque de favorecer la evasión fiscal a través de una serie de criterios: la falta de transparencia, la existencia de regímenes fiscales preferenciales y la ausencia de impuestos de sociedades.

Su evaluación preliminar, difundida en septiembre, reflejó que muchos países registran los dos primeros indicadores de riesgo, entre ellos algunos latinoamericanos como Brasil, Costa Rica, Panamá, Perú o Uruguay.

En cambio, Bahamas, Mónaco o las islas Caimán son algunos de los pocos países que no disponen de impuesto de sociedades, un criterio que los ministros de Finanzas de la UE ya decidieron retirar temporalmente en noviembre a propuesta de Reino Unido.

En base a estos datos, la UE estableció una lista provisional de 92 países, entre ellos Estados Unidos, Brasil o Panamá, a los que se pidieron "aclaraciones" de cara a la clasificación final prevista a finales de año.

La práctica de la evasión fiscal se encuentra en el ojo del huracán en el mundo, tras la aparición de una serie de escándalos, como el de los denominados 'papeles de Panamá'.

Su publicación en abril reveló cómo personalidades de la política o la economía de todo el mundo colocaban activos en paraísos fiscales, e implicó la dimisión de un ministro español e incluso del primer ministro islandés.

AFP