Navigation

La UE fracasa en su intento de acordar su primer presupuesto sin el Reino Unido

Una visión general muestra a los líderes de la Unión Europea en el segundo día de una cumbre especial del Consejo Europeo en Bruselas el 21 de febrero de 2020, celebrada para discutir el próximo presupuesto a largo plazo de la Unión Europea (UE). afp_tickers
Este contenido fue publicado el 21 febrero 2020 - 18:31
(AFP)

Los mandatarios de la Unión Europea (UE) fracasaron este viernes en su intento de acordar su primer presupuesto común sin el Reino Unido, por la oposición entre países ricos y aquellos que reclaman un mayor gasto.

"Lamentablemente, constatamos que no fue posible alcanzar un acuerdo. Necesitamos más tiempo", aseguró en rueda de prensa el jefe del Consejo Europeo, Charles Michel, recordando el agujero que dejó el Brexit.

La marcha del Reino Unido en enero, una potencia militar y económica, representa una pérdida de 12.000 millones de euros anuales en las arcas de una UE que quiere financiar además nuevas políticas.

El bloque se dividió entre los países ricos conocidos como "frugales", favorables a una menor contribución en el próximo Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2027, y los que pedían ser más ambiciosos.

"Las diferencias son aún demasiado grandes para llegar a un acuerdo", reconoció la canciller alemana, Angela Merkel, avanzando que deberán reunirse de nuevo en una fecha que Michel debe todavía determinar.

Pero el tiempo apremia. La titular de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, recordó que de no contar con un presupuesto para fines de año, populares programas como Erasmus podrían verse afectados en 2021.

Sobre la mesa de los dirigentes estaba en el inicio una propuesta de Michel de un MFP del 1,074% de la Renta Nacional Básica (RNB), equivalente a unos 1,094 millones de euros, que no logró convencer a los líderes.

Una propuesta de compromiso presentada por la Comisión Europea tras dos días de discusiones, que rebajaba el volumen al 1,07% de la RNB y respondía a exigencias de algunos países, tampoco prosperó.

"Hemos rechazado un mal acuerdo", aseguró el presidente francés, Emmanuel Macron, pese a que la Comisión proponía un recorte menor de las ayudas a los agricultores, un sector sensible en Francia.

Para el mandatario galo, que el sábado debe acudir al Salón de la Agricultura de París, una cita política clave, "no es la Política Agrícola Común (PAC) la que debe pagar por el Brexit".

La firmeza de Austria, Países Bajos, Suecia y Dinamarca, conocidos como los "frugales", en defensa de un presupuesto del 1% puso a la defensiva a los "Amigos de la Cohesión", unos 15 países favorables a un mayor gasto.

La última propuesta fue "muy insuficiente y se aleja mucho de la posición de España", aseguró una fuente del gobierno español, precisando que esta era también la postura del grupo de los Amigos de la Cohesión.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.