Navigation

La UE no desea controles en las fronteras internas por el coronavirus

El comisario europeo para la Gestión de crisis, Janez Lenarcic, en un encuentro con la prensa en Bruselas el 24 de febrero de 2020 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 24 febrero 2020 - 12:39
(AFP)

Ante el aumento de casos de coronavirus en Italia, la Comisión Europea no desea de inmediato el restablecimiento de los controles fronterizos en el interior de la UE, una decisión que queda a iniciativa de los Estados miembros, indicó el lunes la institución.

Toda decisión en este sentido deberá responder a condiciones estrictas, explicó el ejecutivo europeo.

"En la actualidad, nuestra recomendación a los Estados miembros no incluye la reintroducción de controles en las fronteras internas", declaró Adalbert Jahnz, portavoz, en una rueda de prensa diaria.

"El riesgo de brotes de contaminación similares a los aparecidos en Italia en otros países de la UE, el Espacio Económico Europeo y el Reino Unido se considera actualmente moderado", indicó el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) en un informe tras una reunión celebrada el lunes con los representantes de los Estados miembros en el Comité de Seguridad Sanitaria.

Italia es el país más afectado de Europa y el tercero del mundo después de Corea del Sur y China, con siete muertos y 229 contagiados.

"El código Schengen en las fronteras autoriza el restablecimiento temporal de controles, pero cualquier decisión debería ser tomada según ciertas condiciones", declaró el comisario europeo para la Gestión de crisis, Janez Lenarcic, en un encuentro con la prensa en Bruselas.

La decisión debe ser tomada por los Estados miembros, estar "basada en la evaluación de riesgos fiable, tener pruebas científicas", ser "proporcionada" y ser "tomada de manera coordinada con los otros", añadió.

Ningún país por ahora ha notificado a la Comisión que tomó esa decisión a causa del nuevo coronavirus, afirmó.

Las relaciones ferroviarias por la montaña Brenner, importante punto de tránsito entre Austria e Italia, fueron interrumpidas el domingo por la noche por las dudas sobre el estado de salud de dos pasajeras, pero el tráfico se reanudó tras pruebas negativas.

Por su lado, la comisaria de Salud Stella Kyriakides dijo que "por ahora, debemos estar pendientes" y anunció que una misión de la Organización Mundial de Salud (OMS) y del Centro europeo de prevención y control de enfermedades (ECDC) irá el martes a Italia.

La Comisión saludó la respuesta "rápida" de las autoridades italianas, con las que está en contacto constante y anunció la movilización de más de 230 millones de euros para la lucha contra la epidemia, de los cuales 100 millones para la investigación sobre vacunas y tratamiento.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.