Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Mujeres tras una verja en el campamento de migrantes y refugiados de Ellinikon, en Atenas, el 6 de febrero de 2017 durante una protesta de los habitantes de este alojamiento temporal

(afp_tickers)

La Unión Europea aprobó este martes la prolongación durante tres meses más del control de algunas fronteras interiores del espacio de libre circulación europeo Schengen, decidido en 2015 en plena crisis migratoria.

El Consejo Europeo, que representa a los 28 países del bloque, siguió la propuesta de enero de la Comisión Europea de prolongar estos controles fronterizos temporales hasta mayo, pese a que el objetivo inicial era levantarlos a finales de 2016.

Solo 22 países de los 28 forman parte del espacio de libre circulación Schengen, al que también pertenecen Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein.

Austria, Alemania, Dinamarca, Suecia y Noruega mantienen todavía estos controles fronterizos.

En enero, el Ejecutivo comunitario ya advirtió de que estas medidas excepcionales no podrían prolongarse "para siempre", ya que requieren "condiciones estrictas y solo como último recurso".

Alemania ya anunció su intención de justificar en el futuro estos controles por temor a atentados, como ya hace Francia, y no por motivos migratorios.

AFP