Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Vista de parte del interior del Edificio Europa, la sede principal del Consejo Europeo, en Bruselas, el 22 de junio de 2017

(afp_tickers)

La Unión Europea prolongó este miércoles durante seis meses las sanciones económicas impuestas contra sectores estratégicos rusos por la falta de progresos en los acuerdos de paz en Ucrania, anunció el Consejo de la UE.

"El Consejo ha prorrogado las sanciones económicas dirigidas a sectores específicos de la economía rusa hasta el 31 de enero de 2018", indicó en un comunicado el Consejo de la UE, que aprueba formalmente la decisión política adoptada por los mandatarios del bloque el jueves.

La UE decidió imponer estas sanciones contra sectores energéticos, de defensa y bancos rusos por primera vez el 31 de julio de 2014, tras el derribo de un avión de Malaysia Airlines en el este de Ucrania, donde se enfrentan fuerzas leales a Kiev y rebeldes prorrusos.

Los 28 han ido ampliándolas posteriormente y, a mediados de marzo de 2015, decidieron además vincular su duración a la aplicación de los acuerdos de Minsk, que buscan poner fin al conflicto entre fuerzas leales a Kiev y separatistas prorrusos en el este del país. La vigente prolongación expiraba a finales de julio.

En concreto, las medidas limitan el acceso a los mercados de capitales europeos a cinco entidades financieras rusas con participación estatal, así como a tres empresas rusas del sector de la energía y de defensa.

Los 28 imponen además una prohibición de exportar e importar armas, así como productos de doble uso, y restringen el acceso a Rusia de tecnologías susceptibles de ser usadas para la producción y exploración petrolíferas. En respuesta, Moscú adoptó medidas contra los agricultores europeos.

Las sanciones económicas son uno de los aspectos de las medidas punitivas decididas por la UE para sancionar su papel en el conflicto en Ucrania, país al que arrebató en marzo de 2014 la península de Crimea, una anexión que la UE no reconoce y que genera inquietud en los vecinos de Rusia, como los países bálticos.

El conflicto entre el Ejército ucraniano y los rebeldes separatistas del este, que según Kiev y los países occidentales tienen apoyo ruso, ha dejado más de 10.000 muertos en tres años. A pesar de los acuerdos de Minsk de febrero de 2015, los enfrentamientos continúan con regularidad en el frente.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP