La economía de la Eurozona crecerá menos de lo previsto este año y en 2020, estimó este jueves la Comisión Europea, advirtiendo que un recrudecimiento de la tensión comercial mundial podría lastrar todavía más la expansión.

El Producto Interior Bruto (PIB) de los 19 países del euro en su conjunto crecerá un 1,1% en 2019 y un 1,2% en 2020, según las previsiones actuales de la Comisión, que rebaja en 0,1 y 0,2 puntos las precedentes de julio.

"La economía europea parece encaminarse hacia un período prolongado de crecimiento más lento y de inflación muy baja", señala Bruselas en un comunicado, asegurando que "el entorno es mucho menos favorable y la incertidumbre es alta".

La Comisión Europea reduce de hecho 0,1 puntos su previsión de inflación para 2019 y 2020, al 1,2%, tras registrar un 1,8% en 2018, alejándose así del objetivo cercano al 2% fijado por el Banco Central Europeo (BCE).

La incertidumbre se refiere "a los conflictos comerciales, al recrudecimiento de las tensiones geopolíticas, a la persistente debilidad del sector manufacturero y al Brexit", precisó el comisario europeo Valdis Dombrovskis.

Ante la tensión comercial especialmente entre China y Estados Unidos y un crecimiento mundial "átono", Bruselas considera que la expansión en el bloque dependerá de los sectores orientados hacia su mercado interior.

El ejecutivo comunitario urge así a países con margen fiscal a utilizarlo para sostener el crecimiento, en una referencia velada a Alemania y Países Bajos, y a aquellos con una elevada deuda pública, como Italia, a reducirla.

Bruselas sigue la estela del Fondo Monetario Internacional (FMI) que ya revisó a la baja a mediados de octubre el crecimiento de la zona euro, a un 1,2% en 2019 y a un 1,4% en 2020, por la situación en su primera economía, Alemania.

- "Difícil camino" -

Alemania, más expuesta a la tensión comercial mundial, crecería un 0,4% en el presente ejercicio y un 1% en 2020, según las previsiones difundidas este jueves por la Comisión que rebaja 0,1 y 0,4 puntos su anterior proyección.

En Alemania, el sector automóvil, pilar de su industria, aparece cada vez más como el talón de Aquiles, por los conflictos comerciales y su falta de adaptación a la revolución eléctrica que necesita inversiones masivas en el sector.

España seguiría liderando el crecimiento entre las principales economías de la zona euro, pero el ejecutivo comunitario reduce su previsión en 0,4 puntos tanto para 2019 (al 1,9%) como para 2020 (al 1,5%).

Bruselas mantiene sin cambios el crecimiento en 2019 de la segunda y tercera economía (1,3% para Francia y 0,1% para Italia). La expansión gala se situaría un año después en el 1,3% (-0,1 puntos), y la italiana en el 0,4% (-0,3).

Italia registraría así la expansión más lenta de toda la Eurozona, algo que a juicio de Bruselas aumentará la ingente deuda pública italiana del 134,8% del PIB en 2018 al 136,8% en 2020, sólo superada por la de Grecia.

"No hay lugar para la autocomplaciencia cuando nos enfrentamos al difícil camino que tenemos que recorrer", aseguró Moscovici, llamando a Roma a realizar las reformas estructurales necesarias para mejorar su competitividad.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes