Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, en rueda de prensa anunciando las previsiones económicas de la zona euro para el invierno de 2016, el 4 de febrero en la sede de la Comisión, en Bruselas

(afp_tickers)

La Comisión Europea rebajó levemente este jueves su previsión de crecimiento de la zona euro en 2016 debido a "riesgos" tales como la desaceleración de las economías emergentes, en particular de China.

"Los riesgos que pesan sobre la economía se acentúan y surgen nuevos desafíos", señala la Comisión, que menciona "una desaceleración del crecimiento en China y en otras economías emergentes, la debilidad de los intercambios globales y la incertidumbre política y geopolítica".

La Comisión pronostica una expansión promedio de 1,7% del PIB en los 19 países de la zona euro, una décima menos que el año pasado.

"Seamos lúcidos, la economía europea está confrontada junto a vientos favorables a vientos laterales que son más fuertes a los que fueron presentados en noviembre", afirmó el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en una rueda de prensa. "El factor central es la desaceleración de las economías emergentes", insistió.

- El espectro de la deflación - -

La política monetaria de la zona euro, apuntalada por las medidas del Banco Central Europeo (BCE), así como un euro y un petróleo baratos, que impulsan las exportaciones, podrían ser insuficientes para mantener el crecimiento, señala la Comisión.

El objetivo del BCE es mantener la inflación cerca pero inferior al 2%, pero una tendencia negativa podría alentar a posponer las decisiones de compra, alimentando así la amenaza de deflación.

En sus previsiones, la Comisión recortó a 0,5% su proyección de inflación en la zona euro en 2016, frente a un pronóstico de 1% en noviembre pasado.

El derrumbe de la cotización del petróleo lastra la evolución general de los precios, a pesar de las medidas de incentivo del BCE, que mantiene las tasas en un mínimo para estimular la actividad económica.

Tan solo en 2017 la inflación alcanzaría un 1,5%, cuando "un alza de salarios, el aumento de la demanda interior y una progresión moderada de los precios del petróleo acentúen la presión sobre los precios", predice la Comisión de Bruselas.

El presidente del BCE, Mario Draghi, prometió usar todos los recursos disponibles para estimular la economía de la zona euro, pero advirtió este jueves sobre el riesgo de "actuar muy tarde".

- Francia, España y Portugal incumplen objetivos -

Según la Comisión, Francia, España y Portugal incumplirán sus objetivos de déficit para adaptar sus cuentas al Pacto de Estabilidad y Crecimiento que fija un déficit máximo de 3% y un tope de 60% del PIB a la deuda pública.

El desajuste es el resultado del rescate de sus economías durante la crisis financiera, que estalló en 2008 y aumentó el peso de la deuda pública y ahondó los déficit.

Según las previsiones de la Comisión, el déficit de la zona euro en 2016 será de 1,9% del PIB, una décima más que en sus proyecciones de otoño. En 2017 alcanzará -1,6%.

La deuda pública representará el 92,7% del PIB de las 19 economías de la moneda única, con fuertes disparidades entre los países.

Sin sorpresa, los más golpeados por la crisis, como España o Grecia, ven su deuda pública aumentar de año en año. Para el primero representará 101,2% de su PIB mientras que para el país heleno, que recibió el año pasado un tercer rescate financiero, la deuda será de 185% de su PIB, un nivel "insostenible" para algunos de sus socios.

España incumplirá su objetivo de déficit, que será de 3,6% este año, después de alcanzar un 4,8% en 2015, según los datos de la Comisión, que reitera a Madrid su pedido de corregir su ley fiscal de 2016 para acatar la norma.

El déficit de Francia será en 2016 de 3,4%, tras registrar un 3,7% el año pasado. Solo en 2017, año electoral, caerá a 3,2%, cercano a las estipulaciones de Bruselas.

En cuanto a Portugal, la Comisión espera las últimas propuestas del nuevo gobierno de izquierda para enmendar su presupuesto 2016. La Comisión prevé que el país tenga un déficit de 3,4% este año, después de un desequilibrio de 4,2% en 2015. El gobierno portugués aceptó el miércoles corregir el presupuesto con un objetivo de déficit de 2,4% este año.

- El costo de restablecer las fronteras -

La Comisión también advierte que una suspensión de la zona de libre circulación Schengen, que varios miembros del bloque impulsan para frenar la llegada de migrantes, podría afectar la recuperación económica.

Más de un millón de migrantes llegaron a la Unión Europea (UE, compuesta por 28 países) en 2015. El flujo no decrece y esto plantea un "gran desafío político" que podría fácilmente recortar el crecimiento si no se atiende correctamente, señala.

"Una suspensión mayor de Schengen [con la reintroducción de controles fronterizos en este espacio de libre circulación] y medidas que pongan en peligro los logros del mercado interior podrían potencialmente perturbar el crecimiento económico", señala la Comisión.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP