Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El candidato del partido laborista Gareth Snell (C) celebra junto a su esposa la victoria en las elecciones de Stoke, el 23 de febrero de 2017

(afp_tickers)

Los laboristas se impusieron este viernes ante el partido antiinmigración UKIP en la elección de un diputado en Stoke, circunscripción del norte obrero de Inglaterra considerada como la capital del Brexit.

El laborista Gareth Snell ganó la elección por 7.853 votos contra 5.233 para Paul Nuttall, líder del Partido por la Independencia del Reino Unido, (UKIP, por sus siglas en inglés).

La circunscripción de Stoke-on-Trent Central -su nombre completo- siempre ha elegido a un diputado laborista desde su creación en 1950, y en las últimas elecciones, en mayo de 2015, el primer partido de la oposición ganó por un cómodo margen de 5.000 votos de los aproximadamente 60.000 en liza.

Pero el fuerte apoyo al Brexit (69,4%) en el referéndum del 23 de junio, el mayor en las 30 ciudades más grandes del país, hacía temer a los laboristas una eventual derrota ante el UKIP, antieuropeo, antiinmigración y nacionalista.

Los laboristas de Jeremy Corbyn sufrieron en cambio un duro revés contra los conservadores en otra elección parcial celebrada en la circunscripción rural de Copeland, en el noroeste de Inglaterra, sin la trascendencia política de la pugna en el antiguo cinturón industrial, pero con potenciales consecuencias desastrosas para un líder cada vez más cuestionado.

El conservador Trudy Harrison calificó de "evento verdaderamente histórico" su victoria por 13.748 votos contra 11.601 para el laborista Gillian Troughton, cuyo partido había ganado sistemáticamente en Copeland desde 1982.

AFP