Cientos de miles de electores se aglomeraban en los colegios electorales, estacionamientos y templos el domingo en Tailandia, dispuestos a votar una semana antes de las primeras elecciones del país en ocho años.

El voto anticipado no suele suscitar mucho entusiasmo, pero el domingo había una gran exaltación entre los votantes que acudían en masa a los centros.

Se espera que voten más de 2,3 millones de tailandeses antes de la fecha de las elecciones fijada para el 24 de marzo.

Desde que un golpe de Estado en 2014 derrocara al entonces primer ministro Yingluck Shinawatra, la junta militar que gobierna el país, con el general Prayut Chan-O-Cha a la cabeza, ha postergado repetidamente la celebración de elecciones democráticas.

"Finalmente tengo la oportunidad de votar, ya que he estado esperando mucho tiempo", dijo Paka Kaengkhiev, de 48 años, que hacía cola frente a la oficina del distrito Phra Khanong, en Bangkok.

En el distrito de Dusit, sede de oficinas militares y edificios gubernamentales, los votantes se congregaron en el patio de un colegio electoral esperando a que abrieran.

La gente, vestida con sus ropas de trabajo (uniformes militares, batas de hospital...), esperaban pacientemente para votar, con la ayuda de estudiantes voluntarios.

Por la mañana temprano, Prem Tinsulanonda, el poderoso líder del Consejo Privado --el consejo asesor del rey Maha Vajialongkon--, llegó al centro de voto.

Más de 51 millones de tailandeses están llamados a votar en las elecciones del 24 de marzo, que se celebrarán bajo una nueva Constitución redactada bajo principios militares.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes