AFP internacional

Un niño sirio inconsciente es cargado en un hospital tras un ataque "químico" en Jan Sheijun, un pueblo en manos rebeldes en la provincia siria de Idlib (noreste), el 4 de abril de 2017

(afp_tickers)

Desde el inicio del conflicto en Siria, en marzo de 2011, los bandos enfrentados han sido frecuentemente acusados de recurrir al uso de armas químicas.

- El régimen amenaza -

- 23 de julio de 2012: el régimen sirio admite por primera vez poseer armas químicas y amenaza con utilizarlas en caso de intervención militar occidental, pero no contra su población.

El 20 de agosto, el entonces presidente estadounidense Barack Obama afirma que recurrir a tales armas, o incluso apenas desplazarlas, supondría atravesar una "línea roja".

- Ataque con gas sarín cerca de Damasco -

- 21 de agosto de 2013: Ataque de las fuerzas del régimen en la Ghuta oriental y en Muadamiyat al Sham, en torno a la capital, sectores en manos de los rebeldes. La oposición acusa al régimen, que desmiente haber perpetrado el ataque con gases tóxicos.

A fines de agosto, Estados Unidos afirma tener la "clara certidumbre" de que el régimen es responsable del ataque que dejó, según Washington, al menos 1.429 muertos, entre ellos 426 niños.

El 16 de septiembre de ese año, la ONU publica un informe de sus expertos que investigaron el ataque, según el cual se hallaron "pruebas flagrantes" de que se utilizó gas sarín.

Pero dos días antes, la firma de un acuerdo ruso-estadounidense sobre el desmantelamiento del arsenal químico sirio descartó 'in extremis' la amenaza de ataques aéreos contra el régimen, contemplados por Estados Unidos y Francia para "castigar" a Asad.

- Ataques con cloro -

- 10 de septiembre 2014: los investigadores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) confirman que el cloro fue usado como arma química de forma "sistemática y reiterada" en Kafr Zeta (provincia de Hama, centro), Al Tamana y Tal Minnis (provincia de Idlib, norte). Según la oenegé Human Rights Watch (HRW), estos ataques contra pueblos en manos de rebeldes fueron llevados a cabo en abril por el régimen.

Washington, Londres y París acusan al ejército sirio de haber llevado a cabo desde hacía 16 meses ataques con gas de cloro. Pero para Rusia, aliado del régimen, no existen pruebas irrefutables de la culpabilidad del régimen.

- Nuevas sospechas -

- 2 de agosto de 2016: El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) menciona 24 casos de asfixia en la ciudad rebelde de Saraqeb, a 50 km al sur de Alepo (norte).

El 12 de agosto, Francia expresa su "preocupación por informaciones" sobre un ataque químico en Alepo el 10 de agosto, que habría causado cuatro muertos y decenas de heridos.

- ONU acusa a régimen de Damasco -

- 21 de octubre de 2016: El Consejo de seguridad recibe un informe confidencial en el que se concluye que el ejército sirio llevó a cabo un ataque con arma química, sin lugar a dudas cloro, en Qmenas (provincia de Idlib, noroeste), el 16 de marzo.

En un informe previo, la comisión de investigación bautizada como Joint Investigative Mechanism (JIM), había concluido que se había esparcido gas de cloro desde helicópteros militares al menos en otras dos localidades de Idlib, en Talmenes el 21 de abril de 2014 y en Sarmin el 16 de marzo de 2015.

En total, sobre nueve supuestos ataques químicos estudiados por los expertos, tres fueron atribuidos al régimen y uno al EI, con gas mostaza, en Marea, cerca de Alepo, el 21 de agosto de 2015.

- Veto ruso-chino -

El 28 de febrero de 2017, Rusia y China impusieron su veto a una resolución de la ONU que prevé sanciones contra Siria por uso de armas químicas.

A principios de marzo, la OPAQ indicó que investigaba ocho presuntos ataques con gas tóxico cometidos en Siria desde principios de año.

Este martes,la oposición siria exhortó al Consejo de Seguridad de la ONU a abrir una "investigación inmediata" sobre el ataque con "gas tóxico" llevado a cabo, según la misma, por el régimen de Damasco en el noroeste del país y que dejó al menos 58 muertos.

AFP

 AFP internacional