Las fuerzas turcas y los grupos sirios que les apoyan avanzan este sábado hacia la ciudad kurda de Ras al Aín, al norte de Siria, donde se registran intensos combates, indicó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

En el cuarto día de la operación turca en suelo sirio, destinada a acabar con la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG), "las fuerzas turcas y sus aliados locales atacan Ras al Aín", una ciudad clave en esta ofensiva, según el OSDH.

Apoyados por artillería pesada y por la aviación, los efectivos militares turcos han lanzado tres frentes de asalto hacia la ciudad, estimó la organización, que recibe testimonios de múltiples fuentes en todo el país.

Intensos bombardeos se escuchaban en toda la zona y milicianos sirios proturcos armados con lanzacohetes avanzaban hacia la ciudad, pudo comprobar un periodista de la AFP en Ras al Aín.

Un responsable militar kurdo en esta ciudad siria dijo que las fuerzas kurdas habían conseguido "frenar los ataques" y que había intensos combates en la zona.

Según el OSDH, las fuerzas turcas se hicieron con el control, durante la noche, de 11 pueblos, la mayoría de ellos cercanos a Tal Abyad, otra ciudad fronteriza que Turquía quiere tomar.

En total, desde el miércoles, 23 pueblos del nordeste sirio pasaron bajo control de Turquía y de los antiguos rebeldes sirios que les apoyan. En total, unos 20 milicianos kurdos habrían muerto durante la noche.

Recapitulando informaciones de los últimos días, se calcula que unos 74 milicianos kurdos y 20 civiles han muerto y, según la ONU, unas 100.000 personas han dejado sus hogares a la fuerza debido a los combates.

Desde Ankara se ha anunciado también la muerte de cuatro soldados turcos y de 17 civiles alcanzados por los proyectiles y misiles lanzados desde el lado sirio hacia ciudades fronterizas turcas.

La ofensiva turca suscita las críticas internacionales pero no renuncia a su objetivo de instaurar una "zona de seguridad" de 32 kilómetros de profundidad en la frontera, con el fin de separar a los dos países, sobre todo de la influencia de la milicia kurda YPG que Ankara considera un grupo "terrorista".

Las YPG son la columna vertebral de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), que defienden, frente a la avanzada turca, su región autónoma instalada en el norte de Siria desde que estalló la guerra en 2011.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes