Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un grupo de periodistas escucha una comparecencia en las oficinas de Naciones Unidas en Ginebra, el 29 de enero de 2016, con motivo del comienzo de las conversaciones de paz en Siria

(afp_tickers)

Los representantes del régimen de Bashar al Asad se reunieron este viernes en Ginebra con el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, dando el pistoletazo de salida a unas difíciles negociaciones para intentar poner fin a la guerra en Siria, cuya oposición no asistió a la cita.

Los representantes de la ONU se entrevistaron con la delegación de 16 miembros, dirigida por el embajador sirio en la ONU Bashar al Jaafari, en las últimas horas de la tarde del viernes en una gran mesa rectangular.

El enviado especial y el embajador sirio en la ONU estaban sentados uno frente al otro, constató la AFP. Las negociaciones procuran poner fin a cinco años de guerra en Siria, pese a la ausencia de los principales grupos opositores, que exigen una mejora de la situación humanitaria en el Siria.

Este grupo, el Alto Comité de Negociaciones (ACN), formado en Riad, exige que mejore la situación humanitaria antes de viajar a Suiza.

El ACN, conocido como el grupo de Riad, fue creado en diciembre para reunir a los principales grupos rebeldes, tanto a las organizaciones armadas como a las formaciones políticas, ante la perspectiva de estas negociaciones.

Cuenta con el apoyo de Arabia Saudí, Catar y Francia, pero es impugnado por Rusia, aliado del régimen de Damasco, que denuncia la presencia de "terroristas" en su seno, principalmente el jefe negociador Mohamed Allush, representante del grupo salafista Jaish al-islam.

Además, otros opositores, que no cuentan con el apoyo de Riad pero que fueron invitados a título personal por la ONU, se encuentran en Ginebra y están determinados a participar en las negociaciones, lo que aumenta la confusión.

Está previsto que estas negociaciones intersirias, que buscan poner fin a una guerra que ha dejado más de 260.000 muertos y millones de refugiados desde marzo de 2011, duren seis meses .

Según Bettina Luescher, portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PMA), 18 zonas en Siria están sitiadas y más de 4,6 millones de personas tienen poco o ningún acceso a ayuda humanitaria.

"El PMA pide que todos los actores y organizaciones humanitarias tengan acceso a estas zonas para entregar ayuda de urgencia, comida, agua y medicamentos", dijo ante la prensa desde Ginebra.

- Negociaciones indirectas -

La ONU indicó el viernes en un comunicado que de Mistura se reunirá - tras entrevistarse con los delegados del régimen - con "otros participantes y representantes de la sociedad civil".

Las negociaciones serán indirectas. Las partes estarán en salas separadas y los emisarios irán de una a otra llevando las propuestas.

Otra de las interrogantes es el tema de la representación de los kurdos. El PYD, el principal partido kurdo, no fue invitado a las negociaciones, para disgusto de Moscú.

El PYD sirio -al que Turquía considera como una rama del PKK (Partido de los Trabajadores de Kurdistán), el enemigo número uno de Ankara- lucha en el terreno contra los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI), pero opositores sirios lo acusan de complacencia con el régimen de Damasco.

"Lo importante es que las negociaciones comiencen con los que estén aquí", estimó Randa Kassis, una opositora laica que hace parte de los invitados a título personal.

Las negociaciones se basan en la resolución 2254 votada en diciembre en la ONU. Prevé un alto el fuego, un gobierno de transición en los próximos seis meses y elecciones en 18. La oposición exige que Asad salga del poder cuando comience el periodo de transición.

Irán, uno de los principales actores del conflicto sirio, que apoya al régimen de Damasco, duda que sea posible encontrar una solución política rápidamente.

"Me sorprendería que (las negociaciones) concluyan pronto, ya que en Siria hay grupos en guerra contra el gobierno pero también entre ellos. Hay injerencia en los asuntos internos sirios", dijo el presidente iraní, Hasan Rohani, a medios de comunicación franceses.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP